El futuro de la moda es naranja

El futuro de la moda es naranja

Miriam Vélez

En el mundo de la moda hay que admitir que lo que conocemos como Slow fashion está tomando cada vez más protagonismo. Con tejidos que se obtienen del café, del cáñamo o de la piña para proteger el medio ambiente. Lo último de lo últimos es la conocida como Orange fiber, ¿adivinas de dónde viene?

El término Slow Fashion es algo más que un nombre, un sello de identidad o un pensamiento. Actualmente el mundo de la moda se está volcando de lleno con el planeta, avanzando a pasos agigantados para hacer de la industria un perfil más respetuoso con el medio ambiente. A veces no nos damos cuenta, pero la ropa tiene algo más que un diseño exterior y bonito. Tiene una responsabilidad medioambiental que la hace única y muy especial, y no por ello tiene que tener un diseño más descuidado pues, al contrario de lo que se suele pensar, son las firmas más jóvenes y modernas las que apuestan por unir sostenibilidad  y diseño en sus nuevas producciones.

Tanto es así, que ya se cuentan por miles las firmas que apuestan por la innovación y la búsqueda de nuevos materiales con los que fabricar. Es así como han llegado a descubrir las propiedades de los tejidos obtenidos del café, el cáñamo, la piña e incluso la ortiga.

A todos estos elementos se ha unido uno recientemente, bastante inesperado: la naranja. La naranja (o, mejor dicho, la fibra de naranja) es un nuevo y bueno material con el que poder hacer algo más que zumos.

Es así como nació la idea de dos jóvenes italianas, que allá por el año 2014 emprendieron un nuevo camino en la industria apostando por un nuevo tejido: el orange fiber, como actualmente se reconoce. No es una cuestión fácil, pero sí posible. Y es que, con trabajo y tiempo, se descubrió que se podía extraer celulosa del zumo de naranja para posteriormente convertirlo en un material con el que poder hilar. Y, con ello, confeccionar todo tipo de prendas. Un proceso que además tiene la premisa de ser ecológico y vivir del reciclaje de todo aquello que, tal y como se ha demostrado, tiene una segunda vida.

El futuro de la moda es naranja

Una demostración que ya ha convencido a casas de la industria tan importantes como Salvatore Ferragamo, que se convirtió en embajadora de este novedoso textil realizando su colección especial Ferragamo Orange Fiber Collection para celebrar el Día de la Tierra y promover el uso de este material. Todo un hito que, esperemos, tenga cada vez más impacto y nos ayude a combinar moda y humanidad de una vez por todas.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD