Tu desayuno con diamantes ya es ahora una realidad

Tu desayuno con diamantes ya es ahora una realidad

Ángela Zapiain

¿Cuántas veces has soñado con desayunar frente al escaparate de Tiffany’s? ¿Cuántas veces te has imaginado a ti misma enfundada en ese mítico Givenchy negro mientras paseabas por Manhattan al más puro estilo Audrey Hepburn? Pues tu sueño se ha convertido en realidad. Sí, deja de pellizcarte, este mensaje va dirigido a ti.

Hay ciertas películas que son tan icónicas, que su importancia permanece para siempre en la cultura-pop del momento. Cuando Holly Golightly, interpretada por Audrey Hepburn, sale del característico taxi amarillo para mirar el escaparate de Tiffany & Co, mientras se come un cruasán, a todas nos gustaría ser ella. Detrás de sus gafas negras de pasta, con ese collar de perlas. Audrey fantaseaba frente a los magníficos diamantes de la joyería neoyorquina en la película Breakfast at Tiffany’s. Pero la ficción ha pasado a un segundo plano. 56 años son los que tendría que haber esperado la protagonista para poder disfrutar de su cappuccino en la propia tienda. Nosotras, ya lo podemos hacer.

Desde el pasado viernes, la tienda Tiffany & Co., situada en la Quinta Avenida de Nueva York, ha abierto su cafetería conocida como Blue Box Café. El establecimiento se viste de turquesa para representar el color azul tan característico de la joyería mientras da vida a lo que Truman Capote creó en su novela. Banquetas de cuero azules, sillas azules, platos azules y paredes empapeladas también del azul turquesa tan propio de la marca decoran el lugar. En la cuarta planta de la joyería, las mayores fans de la novela y película encontrarán su momento para dejar de fantasear y saborear el mejor desayuno entre diamantes.

Nada más y nada menos que en una de las tiendas más icónicas de la Quinta Avenida y del mundo entero podemos disfrutar de un desayuno que consiste en café o té, cruasán, tostada acompañada de aguacate, huevos trufados o un fantástico bagel de salmón ahumado, todo ello por 29$ (25€) y para las más golosas, por 36$ (30€) podéis comprar una tarta con forma de la caja de Tiffany’s.

El horario de la cafetería coincide con el de la joyería. Esto significa que los clientes pueden tomar algo justo después de comprar en la tienda o, simplemente, pueden subir a la quinta planta para hacer realidad las fantasías de Audrey mientras contemplan las vistas de Central Park.

Generaciones de fans de Audrey Hepburn se han imaginado e incluso imitado al personaje de la película frente al escaparate de la tienda insignia de la Quinta Avenida. Sin embargo, este nuevo proyecto liderado por Tiffany’s no solamente iguala la experiencia de Holly (Audrey), sino que la mejora. Audrey sabe que es nuestro turno y a partir de ahora, nos toca a nosotras disfrutar de su desayuno entre diamantes.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD