Consejos para evitar distracciones si trabajas desde casa

Consejos para evitar distracciones si trabajas desde casa

Carlota Criado

Trabajar desde casa se ha convertido en una realidad algo más que aumentada. Ya sea por necesidad, obligación o por mera cuestión de práctica, lo cierto es que más de la mitad de la población pasa sus días en la mesa de trabajo, pero modo ‘homemade’. Cómodo pero con muchas distracciones. Así que hoy os damos unos cuántos consejos para evitarlas y aprovechar el tiempo al máximo.

Si en los tiempos que corren absolutamente todas abusamos del típico “es muy difícil encontrar trabajo”, bien podemos decir que las nuevas generaciones han sabido reinventarse. Es el nuevo ímpetu que lleva a los jóvenes (y a los que no lo son tanto) a buscarse la vida, más allá de ir a la oficina, llevar traje y vivir pegados al reloj.

Ya sean los emprendedores que trabajan en locas e innovadoras ideas que nos adelantan el futuro, los que apuestan por llevar su trabajo a ámbitos nuevos inmersos en las redes sociales o aquellos que abogan por la profesión de freelance, está claro que trabajar desde casa es lo que impera en el 80% de la población.

Pero, aún siendo un formato que conlleva muchas ventajas, como puede ser la comodidad de no tener que madrugar si uno no quiere, poder desayunar tranquilamente, trabajar en pijama, no salir de casa cuando hace frío o establecerse los propios horarios… No todo es tan ideal como nos lo pintan.

Por que no, no todas somos instagramers que nos podamos permitir el lujo de levantarnos tarde, hacer ejercicio, desayunar tostadas con aguacate y té matcha, ponernos guapas y salir a hacernos fotos e ir a eventos. Si quieres ganarte la vida, tendrás que asumir que hay que sacrificarse (al menos un poco…).

Trabajar desde casa también puede tener sus desventajas, como tener que trabajar sola, principalmente. O, lo que es peor, las cientos de distracciones que pueden atacar tu mente cuando no tienes a nadie que te controle, cuando el tiempo es aire o no estableces una rutina. Y para ello, nada mejor que seguir nuestros consejos para evitarlas.

Establecer una rutina

Tener unos horarios fijados no es malo, sino que más bien nos ayuda a rentabilizar el tiempo. Si trabajas desde casa, nada de levantarse a las 11 y salir de paseo, dejando las cosas para más tarde. Cuanto más inmersa estés en tu horario, más eficaz serás en tus tareas. Hazte un esquema de despertarse, desayunar, ponerse decente, colocar la mesa y al lío.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD