And the Oscar goes to... ¿Blake Lively?

And the Oscar goes to… ¿Blake Lively?

Cristina Romero

Aunque todavía tengamos que esperar para ver a nuestras estrellas preferidas desfilar por la alfombra roja, tenemos ya la mirada puesta en la cita más importante del cine. Todas las películas que desde estas fechas llegan a la cartelera las vemos con ojos de Oscar, de si valen o no lo suficiente para hacerse con la estatuilla tan preciada. Apuramos cada estreno para analizar el reparto, la interpretación y el argumento, y dar así sentido a nuestras quinielas. Unas cábalas que, todavía sin haber visto un pequeño adelanto oficial de la película, intuimos que pueden a apuntar fuerte a Blake Lively.

Ha bastado unas imágenes de la actriz durante el rodaje de su próxima película, llamada The Rhythm Section para saber que el Oscar 2018 a Mejor actriz podría tener ya dueña, ella misma, Blake Lively. Si no la tuviéramos ya en el punto de mira de nuestras celebrities preferidas por ser una de las mejores vestidas en las alfombras rojas, tener una familia envidiable asentada en el respeto y la igualdad, haber protagonizado películas de gran éxito de taquilla y tener un físico de escándalo, ahora tenemos que añadir una pelusilla más hacia ella: la de una interpretación tan dramática que, muy probablemente, le haga merecedora del premio que cada año otorga la Academia.

Una completa locura aventurarse a predecir el futuro de esta industria, pero no tanta como la que exhibe la actriz en esta producción que ya prepara. The Rhythm Section presenta a una Blake atormentada por la muerte de toda su familia en un accidente. Deterioro y locura son las dos armas de las que se vale Blake Lively para defender su personaje que invierte todo su tiempo en buscar a los responsables de la catástrofe. Todo esta perdido, también ella lo está, así que su aspecto físico se presenta acorde a su estado de ánimo.

And the Oscar goes to... ¿Blake Lively?

El Oscar le puede llegar a una Blake despojada de su belleza natural, vista hasta el momento en todas sus películas, para dejar paso a una Blake de pelo corto, desaliñada y radical en prioridades, tal y como recoge esta fotografía aportada por World Pro News.

Con este personaje Blake deja sus mejores galas para hacer gala del honor y dar rienda suelta a la desesperación.

La Academia premia el drama. Y Blake parece saberlo.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD