Lo que afecta a tu cabello

Lo que afecta a tu cabello

PAULA TABUYO

Hay muchos factores externos que afectan a la salud y apariencia de tu cabello. ¿Los conoces todos?

-El estrés. Llevar un estilo de vida estresante y ajetreado puede hacer que tu cabello se debilite y se caiga en mayor cantidad. Intenta tomarte las cosas con más calma tanto por tu salud como por la de tu pelo. Para evitar la caída y que tu melena crezca más fuerte, puedes tomar levadura de cerveza. Es totalmente natural y la encontrarás en herbolarios y farmacias en forma de pastilla. Tómate 2 al día y notarás los resultados en un par de semanas.

-El cambio brusco de temperaturas. Pasar del frío al calor y viceversa varias veces al día es algo que no podemos evitar en esta época del año, pero has de saber que el exceso de calefacción, el aire frío de la calle y la lluvia invernal dejan nuestra melena fosca, sin vida y llena de electricidad estática. Te recomendamos que al llegar a casa cada día te cepilles bien el pelo y te apliques un espray o sérum que repare esos daños causados a lo largo de la jornada.

-Los secadores y las planchas. A pesar de que cada vez se implantan más mejoras e innovaciones en estos aparatos, el calor extremo que aplicamos a nuestro cabello puede acabar dañándolo, rompiéndolo o resecándolo. Por eso es muy importante que rocíes tu pelo con un protector de calor antes de secártelo; esto evitará posibles daños innecesarios.

Lo que afecta a tu cabello

-La alimentación. Somos lo que comemos, está claro. Y eso sirve también para nuestro pelo. Una melena brillante, sana y fuerte tiene como base cuatro ingredientes: mucha agua, ácidos grasos omega 3, fibra y cereales. Intenta reducir el consumo de grasas saturadas y carne roja y sustitúyelos por fruta y pescado azul, ya verás cómo cambia tu pelo.

-El ejercicio. Hacer ejercicio es bueno para todo menos para tu pelo. Se engrasa, se ensucia, se llena de sudor… Y tienes que lavártelo con mayor frecuencia. Intenta espaciar todo lo que puedas los lavados utilizando un champú en seco para esos días que “ni fu ni fa”.

-La humedad. Si vives en una zona costera sabrás bien de lo que hablamos. El invierno, la lluvia y la constante humedad encrespan el cabello y lo dejan apagado y sin vida. Utiliza un sérum anti encrespamiento cada día antes de salir de casa y al irte a dormir. Porque todas las melenas se pueden domar con un poco de paciencia.

-Un ambiente seco. Y de la humedad pasamos a la sequedad. Un clima demasiado seco actúa en el cabello resecándolo, debilitándolo y haciendo que se quiebre, por lo que es crucial la hidratación (tanto por dentro como pro fuera). Aplica una mascarilla hidratante una o dos veces por semana para conseguir un pelo sedoso y brillante.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD