Ya tenemos veredicto final: vuelven los noventa

Ya tenemos veredicto final: vuelven los noventa

Myreia S. Vaquero

En la moda, a veces viajamos en el tiempo para coger inspiración de años atrás y otras, directamente, nos traemos el estilo que más huella nos dejó. Eso es lo que nos ha pasado al llegar a los noventa. ¿Para qué seguir viajando si ellos tienen las claves?

Después de buscar una década a la que nunca se le acabe la inspiración, cargada de tips de estilo y que esté dispuesta a revolucionar nuestro armario, hemos encontrado al mejor candidato. ¿Su nombre? Los noventa.

Ellos sí que saben. Ellos son unos afortunados. Su tiempo pasó y, sin embargo, volvemos a darles una oportunidad porque nos dejaron con ganas de más. Lo confesamos. Somos unas nineties-addict. Así que si está década nos está leyendo, que sepa que nos gusta de principio a fin porque fue la época de los peinados atrevidos, diferentes y desenfadados.

¿Recuerdas el half bun? Por aquel entonces, nos recogíamos en un moñito las capas superiores del pelo y dejábamos el resto suelto. Pero también cogimos las tijeras para probar el corte pixie y nos dejamos llevar con las ondas a medio hacer. Descubrimos otro color, algo que no ocurre todos los días: el bronde, ni castaño ni rubio. Y aprendimos que una mirada tiene más potencia con el efecto ahumado en los ojos y las cejas muy marcadas. Fueron años de jugar a encontrar nuestro estilo y algo así, no se olvida fácilmente.

Ya tenemos veredicto final: vuelven los noventa

Podremos ir todo el día en sneakers o Converse. Cuánto más gastadas, mejor. Funcionan con todo, desde pantalones a faldas o vestidos lenceros y minimalistas, como los que llenarán nuestro armario. De algodón, seda o satén, con tirantes ultrafinos y tan largos como quieras, incluso hasta los pies. Como si no llevaras nada. Esta prenda fue un icono en los noventa y lo seguirá siendo ahora porque no hay nada que apetezca tanto como llevar un slip dress. Si te cruzaras con Kate Moss o Naomi Campbell te dirían lo mismo.

Ya tenemos veredicto final: vuelven los noventa   Ya tenemos veredicto final: vuelven los noventa

Dan mucho protagonismo a las prendas tejanas que podemos reinventar gracias a estampados como el tie dye o los parches, que vuelven a ponerse de moda. ¿Para qué tener una cazadora igual que las demás pudiendo llevar una diferente y exclusiva? También nos gustan los noventa porque caemos rendidas ante las cazadoras de cuero o las chaquetas oversize y masculinas. Y por las camisetas que llevan el espíritu de las bandas de rock y que cuando mezclamos con un taconazo, ya no nos queremos quitar. Los noventa fueron otra historia que estamos dispuestas a revivir.

Nos gustan, además, por culpa de Calvin Klein. Todas quisimos ser protagonistas de sus campañas publicitarias aunque con el tiempo, hemos aprendido a conformarnos con algo que tampoco está demasiado mal: llevar sus prendas. Sus sudaderas, sus camisetas con logo y, por supuesto, su ropa interior que a veces, es de todo menos interior.

Ya tenemos veredicto final: vuelven los noventa   Ya tenemos veredicto final: vuelven los noventa   Ya tenemos veredicto final: vuelven los noventa

Y por las chaquetas militares o de camuflaje que, precisamente, lo último que consiguen es pasar desapercibidas. Nos gustan porque todas las miradas pueden centrarse en el ombligo, gracias al cropped top, o al cuello, con los chokers. Ya sabes, esas gargantillas que adornan una de las partes más sexys de nuestro cuerpo. El complemento estrella. El accesorio indispensable. De terciopelo, con cadena, elástico…

Ya tenemos veredicto final: vuelven los noventa   Ya tenemos veredicto final: vuelven los noventa   Ya tenemos veredicto final: vuelven los noventa   Ya tenemos veredicto final: vuelven los noventa

Por cierto, si antes no te atreviste, ahora es el momento. En los 90, muchas orejas se llenaron de pendientes. Algunos, aparecieron por sorpresa en casa y los padres no tuvieron más remedio que aceptarlos. ¿Te quedaste con ganas de unirte a esta moda? Si lo que te frena es el miedo, que sepas que existen los ear cuff en los que no es necesario perforar la oreja.

Nos gusta que vuelva esta década a nuestro armario por estas razones y muchas otras que ya están de camino. Nosotros ya tenemos veredicto final: sí a los noventa.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD