Vestidor L'Officiel: blazer

Vestidor L’Officiel: blazer

Cristina Romero

Blazer o bléiser. La historia de esta prenda hay que contarla frente al mar, con la mirada puesta en el horizonte, con la imaginación vestida de blanco y visualizando a muchos hombres. Ahora descubrirás por qué.

Lleva años quitándole el frío a nuestro armario y vistiendo nuestros looks más desenfadados y, claro, realzando los más sobrios. No hay mala decisión cometida en la elección de vestuario que un blazer no pueda resolver, así que confiar nuestra indumentaria a su intelecto textil es una decisión sabia y actualizada.

Pero no sólo de vestir a la moda y seguir las tendencias vive un blazer, la prenda que está a medio de camino de ser una chaqueta o una americana, se define como chaqueta larga reinventada de corte más informal, hombros caídos y motivos de diferentes materiales a lo largo y ancho del diseño. Un blazer, o también aceptado bléiser, es mucho más que una ropa. Es un estilo de vida y, para mayor interés, un estilo muy relacionado con la marina.

Vestidor L'Officiel: blazer

Rendir el cabello a los antojos de la brisa marina, situarse frente a un mar y poner la mirada en el horizonte es la mejor manera de rendir homenaje a esta prenda. Su origen, su cuna, está en las aguas, y desde allí hay que contar su historia.

Nosotras estamos preparadas, ya tenemos la playa en la memoria y las ganas vestidas de blanco para mimetizarnos con las primeras andanzas del blazer.

En la marina y su indumentaria deportiva se encuentra la fecha de nacimiento de esta prenda exterior. Concretamente, en la práctica de piragüismo o remo. Tiene origen doble, pero ambos están íntimamente relacionados con el agua.

Vestidor L'Officiel: blazer   Vestidor L'Officiel: blazer

Si uno de sus orígenes lleva al blazer a los clubes náuticos y su actividad más destacada, el remo, con estas chaquetas de colores alegres y listas, generalmente sobre fondo blanco; su segundo origen corresponde al uniforme azul (mucho anterior al blanco) de la marina, con botones negros y corte cruzado.

Y es aquí donde tenemos que centrar toda la atención, en su segundo posible origen y su diseño en ese momento. Ha sido el preferido por diseñadores para reinventar su forma, pero manteniendo su esencia intacta para no perder de vista los inicios de una de las prendas que más elogios recibe cada temporada en las tiendas.

De verano o de entretiempo los blazer son un must en los armarios y, aunque comenzaron vistiendo de azul y abrochándose con botones negros, ahora podemos encontrarlos de distintos colores y con diferentes motivos, generalmente cosidos y grabados, en sus solapas. Con reinvención obligada en los botones, la mayoría de ellos ya metalizados.

Vestidor L'Officiel: blazer   Vestidor L'Officiel: blazer   Vestidor L'Officiel: blazer

Pueden cruzarse o mantener su corte recto original, pero ambos diseños no modifican la esencia de esta prenda. Todo lo contrario. Acentúan ese aroma a mar, a marinero, a deportista de la marina que, además de ir correctamente uniformado a cumplir con su deber, disfruta practicando los deportes más relacionados con su profesión.

Y es del hombre de donde nace esta tendencia que hoy inunda más los armarios femeninos que los masculinos. Es de ellos, de esa elegancia orgánica que suscita su combinación con otras prendas de colores sobrios de donde nació la idea de adecuar el blazer a los uniformes escolares, masculinos y femeninos, y mantenerlos durante toda su educación en los centros provistos de esta nueva regla de protocolo.

Vestidor L'Officiel: blazer   Vestidor L'Officiel: blazer   Vestidor L'Officiel: blazer   Vestidor L'Officiel: blazer

Primero llegó a ellos, después a los más pequeños de la casa y por último a nosotras. Pero llegó, que es lo importante.

Y aquí estamos, con la melena al viento, la mirada anclada en la fina línea donde el mar acaricia al cielo, la imaginación rememorando el sonido de partida de lo barcos y un blazer sobre los hombros.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD