Una pequeña historia de las medias

Una pequeña historia de las medias

Paula Tabuyo

Las medias o calzas fueron cosa exclusiva de hombres hasta mediados del siglo XV, cuando se extendió su uso al género femenino. Poco tardó la historia en destapar las frías piernas de los caballeros y en clasificar a las medias como “ropa interior femenina”.

Tradicionalmente confeccionadas en seda japonesa, la Primera Guerra Mundial paralizó el suministro de seda de Japón y obligó al cese de la producción. Poco más tarde, un nuevo material revolucionó el mercado de la moda: el nailon. Mucho más resistente y elástico que la seda, se hizo con el mercado de las medias durante toda la década de los 30. Pero los maravillosos años de faldas cortas y ligueros quedaron sumidos en la oscuridad que trajo consigo la Segunda Guerra Mundial, donde la indumentaria de hombres y mujeres tuvo que adecuarse al humor del país, quedando desterradas las flappers y sus minúsculos vestidos a la espera de tiempos mejores. El nailon se destinó, por orden del gobierno de EEUU, a la producción y elaboración de paracaídas para el ejército y las mujeres volvieron a abrigar sus piernas bajo largas y pesadas faldas. La escasez de medias era tal que llegaron a multiplicar su precio por veinte, obligando a las mujeres poco pudientes a pintarse la raya de la costura para simular el uso de medias. Esta práctica se extendió por todos los Estados Unidos durante los tristes años de posguerra.

Una pequeña historia de las medias

Cuando por fin se pudo volver a emplear el nailon en la fabricación de medias, las ventas fueron astronómicas, llegando a vender hasta 4 millones de pares en pocos días. Las mujeres volvían a estar felices, a vestir con faldas por la rodilla (todavía no había llegadola minifalda de Mary Quant para revolucionar el mundo de la moda) y a tener algo que enganchar en sus ligueros. Pero toda subida tiene su caída; al comienzo de los años 60 nació un material tan elástico y resistente que derrocaría al nailon: la lycra. Este material se sigue utilizando hoy en día para la confección de pantys y medias en todo el mundo, así como todo tipo de prendas que busquen la elasticidad en sus diseños. Los locos años 60 se caracterizaron por las piernas más largas y las faldas más cortas (el nacimiento por fin de la minifalda), luciendo medias con toda clase de estampados y colores.

Una pequeña historia de las medias   Una pequeña historia de las medias

En la actualidad, las medias, calzas y pantys forman parte del guardarropa íntimo de toda mujer y se han convertido en un símbolo de la sensualidad y el poder femenino.

Una pequeña historia de las medias   Una pequeña historia de las medias   Una pequeña historia de las medias

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD