Sólo una filarmónica ha necesitado Chanel para volverlo a hacer

Sólo una filarmónica ha necesitado Chanel para volverlo a hacer

Cristina Romero

Como cada año por estas fechas, Chanel ha vuelto a dar rienda suelta a su desfile Metiers d’Arts, un momento de excelencia, magnitud, minimalismo y color para presentar la llamada Pre-Fall 2018. Una colección de pretemporada que anticipa las ganas de volver a recordar las prendas de invierno. Las novedades de esta pasarela siempre son el punto fuerte de su director creativo, Karl Lagerfeld, pero este año nos ha sorprendido hasta con la localización del desfile: la filarmónica de Hamburgo, en su ciudad natal.

Si cada año Karl Lagerfeld elige un destino exótico, cargado de reminiscencia nostálgica o, simplemente, más ligado a la historia de la marca, este año ha barrido para casa. Tanto es así, que ha trasladado los bártulos hasta Hamburgo, la ciudad cuna del diseñador, para presentar al mundo la colección crucero para la próxima temporada de frío. Y lo ha hecho un 6 de diciembre en la filarmónica, el palacio de la música y edificio más emblemático de la ciudad.

La primera vez de Lagerfeld en casa al frente de Chanel pero, muy seguramente, no la última, ya que la colección allí presentada ha sido todo un éxito de miradas, admiraciones, ovaciones. Todo marchó al estilo Karl, sobre ruedas. O mejor dicho sobre pasos firmes y seguros de las chicas que desfilaron por la pasarela al ritmo de la orquesta que, cómo no podía ser de otra manera, se desplazó hasta este majestuoso edificio para dar, todavía más, protagonismo al edificio.

Aunque si tenemos que hablar de protagonistas, las miradas se van a Kaia Gerber, la novata diosa de la Maison y la nueva musa del diseñador, quien desfiló con dos estilismo diferentes.

Entre las nuevas prendas destacan los blancos y negros, guiño severo a la esencia de la firma francesa, en minifaldas y chaquetas de tweed y sobrefaldas de tul. Combinadas con medias negras tupidas y completadas con gorras en cuero y terciopelo, últimamente convertidas en insignias de sus pasarelas.

Qué decir, el Kaiser lo ha vuelto a hacer, esta vez inspirándose en la Alemania de los años 60 para su nueva colección Pre-Fall 2018.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD