Soizic Pfaff, la centinela de Dior, nos muestra la historia de su azul

Soizic Pfaff, la centinela de Dior, nos muestra la historia de su azul

MARÍA G. AGUADO

Soizic Pfaff abre los archivos de la maison para mostrarnos la historia del azul Dior, el tono que marcó su historia y su último desfile en París.

Soizic Pfaff lo sabe absolutamente todo sobre Dior, entró a la casa en 1974 y se sabe cada colección, cada material, cada apunte, guarda cada retal y hasta un archivo con recetas del propio Christian Dior. Ella tiene las llaves de todo el universo y la historia Dior, una historia que casi desde sus inicios se tiñó de azul, color del que guarda un registro digno de Monet.

Y es que para monsieur Dior el azul, en todas sus versiones, era el verdadero negro. El cielo, el Nordic, el Oriental, el marino… Toda la paleta tenía cabida en sus diseños, como dejó constancia en su colección ‘Ligne de chance’ en 1951. Ahora, 66 años después de aquella colección, Maria Grazia Chiuri reafirma la identidad de la casa – con la ilusión de alguna metáfora que os cuento después – en un desfile que ya es otro hito azul en la historia de Dior.

El desfile Dior Otoño-Invierno 2017 y sus metáforas

Visto el desfile, quizá muchos tengan en mete algunas metáforas de la historia de la maison, aquí van tres.

Para empezar, la obvia, el azul, un guiño indiscutible a la historia de Dior.  Azul que tomaba todas sus tonalidades en telas y estampados que dotaban de una riqueza monocromática sorprendente al desfile.

Ahondemos un poco más y veamos el guiño a lo militar. La casa Dior nació después de la II Guerra Mundial cuando el gris imperaba en la atmósfera y el diseño. Monsieur Dior quiso dar un giro a la moda con su denominado ‘New Look’ que era en realidad un vistazo a los periodos dorados previos a las guerras, cuando las mujeres brillaban marcando su figura con trajes de hombros estrechos, cinturas de avispa y caderas redondeadas. Para algunos fue retroceder en derechos de la mujer que la señora Coco Chanel había conquistado a golpe de oversize. Para la mayoría fue simplemente aire fresco y cambio, a mejor, por supuesto.

Las boinas, los bolsillos y la rectitud de algunos trajes de la reciente colección recuerdan a la rectitud de formas previa y a esa transición al New Look de Dior.

Por último, esa nueva corriente, el New Look mencionado, también recibe un guiño con faldas a media pierna y plisados. Un recuerdo velado pues es un patrón que hoy sería complejo de vestir en su totalidad. Por eso Maria Grazia lo actualiza con prendas oversize sobre las faldas y trasparencias sobre culottes.

En definitiva, un vistazo a la historia y un viaje al pasado que, sin duda, agradecemos a las que son hoy las dos grandes mujeres de Dior.

¿Quién ha sacado la fórmula del azul para este desfile?

¿Qué opinan ellas del azul Dior?

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD