Los pantalones vaqueros podrían dejar de ser azules para ser verdes (por norma general)

Los pantalones vaqueros podrían dejar de ser azules para ser verdes (por norma general)

Cristina Romero

La razón está en la ecología.

Dónde si no. Y es que el procedimiento habitual para la confección de vaqueros y su proceso de teñido, a partir de una planta, se ha demostrado que resulta dañino para el medio ambiente. Conseguir el azul índigo tan característico de los tradicionales jeans sólo puede ser a través de una planta o por sintetización, por lo que se convierte así en la única manara de obtener esta coloración. Su práctica necesita de procesos químicos y son en ellos donde se genera el daño al ecosistema.

La solución al problema del color índigo no es fácil, pero se ha encontrado en la ecología. Al menos, se ha dado con una alternativa que, aunque nos aleje de lucir pantalones vaqueros azules, nos salvaría de vivir en un mundo cada vez más golpeado por las malas artes humanas ejecutadas contra él, en este caso, para una satisfacción textil.

La propuesta es vestir jeans verdes, nada descabellado teniendo en cuenta que hace poco hablábamos de la importancia del color naranja como tejido para dar un respiro a otros materiales y evitar así su agotamiento y de la manzana como nuevo ingrediente en la confección de las prendas, también por las mismas razones.

Ahora, según ha publicado la revista Nature Chemical Biology, una bacteria podría resolver el problema que acecha a estos pantalones, y no sería más que crear, mediante procesos de laboratorio, una bacteria que, parecida al índigo, cobre menos fuerza e intensidad que ese color y, por tanto, su aspecto tenga más de verde que de azul. La idea tiene que pulirse y las prácticas tienen que coger fuerza experimental hasta convertirse en una realidad totalmente viable, segura y, se espera, solucionadora del problema anterior.

Renunciaríamos a los colores míticos del jeans pero ganaríamos en concienciación medioambiental. Y, total, si ya los gastamos en todos los colores, mejor elegir el que menos daño genere al planeta.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD