El legado de Hervé Léger: un vestido y tantas musas

El legado de Hervé Léger: un vestido y tantas musas

Cristina Romero

La moda se queda desnuda. Tanto es así que, uno a uno –o más bien en avalancha-, sus mejores representantes se marchan para no volver. Al menos, para no dejarse ver físicamente, porque sus nombres siempre serán recordados. Es el caso de Hervé Peugnet, para todos Hervé Léger (1957-2017), el diseñador francés que dio vida al vestido ajustado, más recordado por el vestido bandage, que tantas musas llevaron en unos espléndidos años 90 para la moda y que dio a al mujer la posibilidad de marcar curvas. Se ha ido, pero su legado permanece más vivo que nunca en una temporada que si por algo se va a caracterizar es por el amor al elástico.

Cierto es que no vamos a volver a verle subido en una pasarela ni dando muestras de ese especial carisma que desprendía cada vez que una de sus musas hablaba de él. Buenos tiempos que sólo podemos guardar bajo llave para que el recuerdo no se vaya haciendo cada vez más nimio y sí duradero y real. Tan real como la vida que regaló a la moda para hacer de ella un lugar de encuentro entre la tendencia y la originalidad, como hizo al dar vida al famoso vestido bandage, también “tirita”, o, simplemente, vestido elástico ajustado. Marcó la figura de la mujer y subió a espectaculares mujeres a un desfile para que lo luciera. Las mismas mujeres que desde el miércoles lloran su muerte.

La dulzura de Cindy Crawford caminando segura, la delicadeza de Nicole Kidman posando ante las cámaras, la desfachatez de Dita Von Teese sonriendo a los focos o la tímida pose de Victoria Beckham por las calles de alguna ciudad. Todas ellas fueron testigo de la importancia de esta segunda piel que Hervé Léger fusionó con la piel femenina, eliminando imperfecciones y resaltando los encantos.

Pero no sólo de los años 90 y sus principales representantes top models vivió este diseñador, su principal creación fue haciéndose con los elogios de otras tantas mujeres ahora de actualidad. Las hermanas Kardashian, Taylor Swift, el dúo Hadid… son, se podría decir, las nuevas representantes del vestido bandage y las que han vuelto a poner sobre la mesa la moda que Hervé Léger se atrevió a crear cuando Karl Lagerfeld, en 1985, le animó a dar el gran paso que él deseaba y todas sus musas esperaban: dar a la moda una nueva mirada. Eso sí, más ajustada y ceñida que la confeccionada hasta la fecha. 

Sus musas hoy lloran su ausencia y en L’Officiel reocgemos a las principales.

Cindy Crawford

Cindy Crawford

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD