La Perla te deja probar su lencería durante 48 horas

La Perla te deja probar su lencería durante 48 horas

Cristina Romero

48 horas nos regala La Perla para probar su ropa íntima y decidir si nos gusta o no, si queremos quedarnos con ella o si, por el contrario, decidimos que siga estando en la tienda.

Y sin pagar.

Sabemos que es totalmente imposible que una prenda íntima de La Perla se quede en el tintero de cosas pendientes o, simplemente, pase por nuestras manos sin mayor alteración. Que no es viable que una vez tengamos su lencería decidamos devolverla a tienda, pero por si esto pasara, la firma italiana de íntimos ha dado un paso importante en su plan de negocio, evolucionando hacia una (todavía) mayor y mejor relación con sus clientas, todas ellas amantes de la delicadeza, de la calidad, de la perfección, del buena hacer y de la excelencia. Cualidades que sólo puede alcanzar con tanta soltura y resultado una firma con el bagaje de La Perla, regalando momento irrepetibles desde 1954.

Cualidades que aspirar a seguir creciendo y mejorando con iniciativas como la ya lanzan, su servicio de prueba, llamado Try&Buy, que permite disponer de las prendas durante 48 horas para decidir si las queremos con nosotras o no. Estos pedidos, realizados de manera online y sin coste hasta la decisión, se pueden probar y disfrutar en casa, combinados con el resto de nuestras prendas preferidas y lejos de la frialdad de las tiendas.

Tras estas 48 horas, La Perla más íntima puede ser tuya o no, pero si se queda en casa, tendrás contigo una joya que durará años entre tus bienes más preciados.

Try&Buy forma parte de la nueva dirección de la marca en su apuesta por el comercio electrónico, de gran éxito ya en Francia, Alemania, Italia y Reunido. Una nueva manera de comprar y, sobre todo, de elegir sabiendo que sus 48 horas de prueba avalan una elección segura, tal y como lo confirman las ventas de estos países y dentro de poco las de el resto de países de Europa en los que se encuentra La Perla, incluidos el nuestro.

Pero esto no es todo, las sorpresas no dejan de suceders y el probador virtual es el siguiente paso a dar.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD