El cuero une a la Fundación Burberry y a Elvis & Kresse

El cuero une a la Fundación Burberry y a Elvis & Kresse

María Sánchez Cano

La industria del lujo tiene un tremendo impacto económico, social y medioambiental en la sociedad. Ello supone que las actuaciones de las firmas más consolidadas de esa industria tengan una repercusión en el entorno de estas. Una repercusión que será más o menos positiva en la medida en que las grandes insignias del lujo mundial asuman un mayor o menor compromiso con la sociedad. Por fortuna para todos, son cada vez más las firmas de moda que deciden que parte de sus esfuerzos y recursos vaya dirigida a proyectos de responsabilidad social. La firma británica Burberry es uno de esos buques insignia de la industria del lujo que lleva ya unos años demostrando su firme compromiso con el futuro de la industria, del medio ambiente y de las comunidades que se ven repercutidas por su trabajo.

El cuero une a la Fundación Burberry y a Elvis & Kresse

En el año 2008 la firma británica crea la Fundación Burberry, que canaliza todos los proyectos de responsabilidad social de la marca. Los objetivos de esta Fundación son tan variados y numerosos como las actuaciones que lleva a cabo: desde obras de caridad y defensa de los Derechos Humanos hasta la reducción del impacto medioambiental en la fabricación de sus productos. Uno de esos muchos proyectos pasa por la asociación con Elvis&Kresse, una organización que desde el año 2005 se dedica a la producción y venta de accesorios y artículos para el hogar realizados con cuero reutilizado. La reutilización, transformación, venta y donación son los cuatro pilares sobre los que se sustenta el trabajo de Elvis&Kreese, un trabajo que ahora también realiza en colaboración con Burberry.

El cuero une a la Fundación Burberry y a Elvis & Kresse   El cuero une a la Fundación Burberry y a Elvis & Kresse

La célebre firma de moda británica donará unas 120 toneladas de cuero sobrante de su producción a Elvis&Kreese, donde este será reutilizado en el diseño y creación de nuevos accesorios. La mitad de los beneficios que se obtengan irán destinados a causas benéficas centradas en las energías renovables y el resto será reinvertido para la expansión del trabajo de Elvis&Kreese en la reducción y reutilización de residuos. Esta asociación entre ambas marcas no sólo generará un impacto medioambiental positivo por la reutilización del cuero, sino que también creará oportunidades de aprendizaje y puestos de trabajo. Llevará además aparejada la celebración de eventos, concursos y talleres para dar a conocer el proyecto. Esta colaboración es todo un ejemplo de que la creatividad, artesanía y el compromiso social de las marcas, puestas al servicio del conjunto de la sociedad, puede producir profundos cambios en el futuro de la industria del lujo, un futuro que podemos apostar, pasa por ser necesariamente sostenible y respetuoso con el entorno.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD