Verano, Marbella y Starlite

Verano, Marbella y Starlite

Myreia S. Vaquero

Desde el año 2012, a la costa del Sol llegan estrellas de todo el mundo para subirse al escenario y hacer realidad uno de sus conciertos favoritos. Mientras tanto, Marbella se queda despierta, sin importarle demasiado perder horas de sueño. Ya las recuperará en septiembre. Ahora, lo importante, es darlo todo en cada espectáculo de los que se organiza.

Por cierto, bienvenidos a Starlite, un año más.

Bienvenidos a la música pero también al cine, a la moda y a la gastronomía. 45 días de programación llenos de experiencias sensoriales que superan la ficción. Lo saben todos los que ya han estado allí. Lo esperan y lo desean los que se estrenan este año. Unos miles, por cierto. En la vida no todo son cifras pero es inevitable remarcar que cerca de 200.000 asistentes disfrutarán de una VI edición que ya ha vendido entradas hasta en 70 países.

Marbella abre las puertas de par en par para recibir dosis extras de glamour y elegancia. Ella, por su parte, lleva meses preparándose para sorprender a todas las personas que este verano la conocerán por primera vez o, de lo contrario, volverán a encontrarse con ella después de haberse echado de menos. Es lo que tienen los romances de verano.

La ciudad también sorprenderá a los que viven con ella durante todo el año y no pueden separarse ni siquiera ahora. Lógico. No quieren perderse 45 noches vestidas con sus mejores galas.

Verano, Marbella y Starlite

¿A qué suena Starlite?

A leyendas vivas de la música. A ritmo. A pasión. A dejarse la piel y la voz. Starlite http://starlitemarbella.com/es/ es el único festival capaz de unir, en el mismo cartel, artistas como Elton John, Miguel Bosé, Carlos Vives, Andrea Bocelli o Ainhoa Arteta.

Si el ruido de las caracolas nos lleva al mar, la roca al aire libre – el anfiteatro y escenario de Starlite – nos lleva a las mejores cuerdas vocales, instrumentos, melodías.  El lugar no podía ser más mágico.

Starlite Sessions es una de las principales novedades de esta edición. El aforo de los conciertos se reduce. El artista se acerca. Como si solo te cantara a ti. Otra de las novedades es la inauguración de Starlite Shop, el escaparate para que celebrities como Naomi Campbell o Antonio Banderas pongan a la venta sus diseños.

Los inicios de este festival se escribieron en un momento de crisis. Pocos apostaban por un éxito como el que ha conseguido. Marbella tenía hoteles de lujo, un puerto con los yates más espectaculares, mansiones inigualables, los restaurantes con más estrellas. Marbella tenía precisamente eso, estrellas. Pero faltaba algo indispensable: la música. Así que, de entrada, se trataba de una propuesta atrevida. ¿Estarían los artistas dispuestos a participar? ¿Se conseguiría crear un evento de calidad? ¿Cómo se iba a presentar? ¿Cuál iba a ser su leitmotiv?

Verano, Marbella y Starlite   Verano, Marbella y Starlite

Seis años más tarde, las expectativas se han superado.  Único y ambicioso. Así es el festival que ha conquistado la jet set de todo el mundo. El festival que trae las mejores voces del panorama musical también llena portadas y páginas de revistas. También se ha convertido en una pasarela. En un escaparate. En un referente. En una cita a la que nadie quiere fallar. Y lo mejor es que por el camino, lo que no se ha perdido es su esencia: el amor por la música.

Starlite es como una familia que no deja de crecer y que se ve poco, menos de lo que quisieran. Pero cuando se juntan todos, en verano, lo único que pueden decirse los unos a los otros es que cada año, el reencuentro es mejor.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD