¿Pensando en hacer un ‘detox digital’? The Westin Paris te ayuda

¿Pensando en hacer un ‘detox digital’? The Westin Paris te ayuda

Miriam Vélez

Viajar a París es siempre una buena idea. Pero rodeadas por el mundo digital, muchas sucumbimos ya al poder de compartirlo todo instantáneamente en las redes sociales y, al final, más que unas vacaciones parece que estemos trabajando ‘full time’. Pero alguien tiene la solución perfecta para ponerle remedio a esto…

The Westin Paris- Vendôme, además de ser un hotel de renombre en la ciudad de la luz en el que poder alojarse y disfrutar de unas vacaciones de ensueño, es la solución a este problema del siglo XXl que tanto comienza a preocuparnos.

Y es que parece que viajar se ha convertido en un simple motivo de ‘presentación’ ante el mundo. Sí, como leéis, es algo así como viajar para mostrar dónde estamos a todas horas, es lo que se conoce como “adicción digital”. ¿Alguna vez te ha pasado eso de querer mostrar lo que haces las 24 horas del día?

¿Pensando en hacer un ‘detox digital’? The Westin Paris te ayuda

Pero claro, teniendo en cuenta eso, al final nos preguntamos, ¿para qué sirve ese viaje? Si estás pendiente de otras cosas, en vez de disfrutar de la Torre Eiffel, de los grandes y bonitos Campos Elíseos, de cada calle, cada aroma, cada café, brunch o postre de París… Con todo el encanto que la ciudad tiene, nos da hasta pena pensarlo. Por eso, el citado hotel The Westin Paris – Vendôme ha decidido plantarle cara a la situación con una oferta de lo más peculiar. Tal y como se puede descubrir en su web en sus instalaciones se ofrece un exclusivo y novedoso servicio de ‘Detox digital’.

¿Pensando en hacer un ‘detox digital’? The Westin Paris te ayuda   ¿Pensando en hacer un ‘detox digital’? The Westin Paris te ayuda

De este modo, desde el mismo momento de su llegada, los huéspedes podrán deshacerse de todos sus dispositivos digitales (móvil, portátil, tablet y todo tipo de complementos) y dejarlos al cuidado de la recepción. Como recompensa, para completar el detox, una sesión en el Six Sense Spa del hotel, entrenamientos en sus instalaciones, guías y paseos por sus jardines, un kit dulce con el que ponerle buen sabor a la estancia y revistas para entretenernos.

Pero lo mejor… Lo mejor es poder disfrutar de esa maravilla sin quebraderos de cabeza de por medio. Ahí es cuando surge la magia, cuando los ojos y el alma conectan mientras tu mente desconecta. ¿Es o no una buena excusa para viajar a la capital gala?

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD