Palabra de estudio: cuidar tus relaciones mejora tu salud

Palabra de estudio: cuidar tus relaciones mejora tu salud

Miriam Vélez

Un importante estudio realizado durante años a los estudiantes de Harvard demuestra que cuidar las relaciones que tenemos con los demás puede aumentar nuestro nivel de vida. Sí, resulta que ser bueno y querer a los que nos rodean puede hacernos sin duda más felices. Algo que, en los tiempos en los que vivimos, no viene nada mal.

Hace ya muchos años (concretamente allá por el 1938) un grupo de investigadores se planteó un paradigma a desarrollar. Tras comenzar su hipótesis con los correspondientes análisis previos, se dedicaron a registrar la salud de 268 estudiantes de la Universidad de Harvard en un estudio longitudinal. Es decir, a lo largo del tiempo.

Tanto tiempo que han transcurrido ni más, ni menos, que 80 años desde que se diese comienzo a dicha investigación. En la actualidad, solamente 19 de estos estudiantes siguen vivos y tienen 90 años, pero la cosa no queda aquí, porque el estudio continúa con las familias que todos ellos han creado. Con sus descendientes, si.

Pero lo más relevante de esto no es el tiempo que se ha tomado para desarrollar la investigación, sino lo que con ella se ha descubierto. Algo que, sin duda alguna, toda persona que quiera ser feliz debería tener en cuenta. Que esto nos sirva a todas como consejo.

Y es que, con el transcurso de sus vidas y lo que cada uno de los estudiantes ha ido haciendo, se llegó a la conclusión más que probada de que aquellos que compartían su vida en común, que se rodeaban de personas a las que querían y que vivían felices, tienen una mejor vida que los que no lo hacían. Es decir, que el cuidado de las relaciones (del tipo que sean) es directamente proporcional al cuidado de la salud.

Eso sí, como contraste a todo esto, también descubrieron que, por el contrario, aquellas personas con un perfil más solitario o que están más solas de lo que quieren, tendían a enfermar con mayor asiduidad y a morir más pronto.

En definitiva, nos quedamos con la conclusión de que vivir y ser felices junto a todos los que nos rodean puede, no solo alargarnos la vida, sino mejorar cada instante de forma sistemática. Algo bueno para el corazón, el alma y la memoria.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD