Los vegetarianos también salen a cenar

Los vegetarianos también salen a cenar

MARÍA G. AGUADO

Sí, hace tiempo que quedaron atrás los prejuicios contra el vegetarianismo y con ellos la concepción del vegetariano como el amigo rarito al que no se puede invitar a ninguna parte. Estos restaurantes madrileños demuestran que ser vegetariano es rico, divertido y diferente en el mejor de los sentidos.

Para vegetarianos eco: Rayén Vegano

Es el resultado del amor de una profesora de yoga siciliana y un artista chileno por la comida saludable, vegana y 100% ecológica. Sobre esta premisa Noemí y Paulo montaron juntos Rayén, un pequeño restaurante donde reinan las frutas y verduras producidas casi en su totalidad por ellos mismos.

¿Dónde? En la calle Lope de Vega, 7.

Para vegetarianos amantes del tapeo: La oveja negra

Puede que sea la única taberna vegana de Madrid. Y está ideada como tal, como una taberna al uso de horario ininterrumpido donde poder tapear y tomar unas raciones, eso sí, todas veganas.

¿Dónde? En la calle Buenavista, 42.

Los vegetarianos también salen a cenar    

Para vegetarianos que no renuncian a una buena hamburguesa: Viva Burger

Aunque siempre lo conoceremos como el Viva la vida, el nombre con el que este restaurante vegetariano comenzó, ahora se ha hecho un lavado de cara convirtiéndose en la hamburguesería de referencia para vegetarianos. Con otras muchas cosas en carta, claro.

¿Dónde? En la Costanilla de San Andrés, 16.

 

Para vegetarianos de baja temperatura: Crucina, cocina sin fogones

En Crucina todos los alimentos son ecológicos y de temporada, y se elaboran con técnicas que alteran mínimamente la composición de los alimentos, manteniéndolos casi intactos para que aporten todos sus nutrientes al comensal.

¿Dónde? En la calle Divino Pastor, 30.

Para vegetarianos del mundo: Yerbabuena

Su cocina es tan saludable como imaginativa y respetuosa con el producto. La creatividad les lleva a crear platos del mundo en su versión vegetariana, como los rollitos mejicanos o el salteado oriental.

¿Dónde? En la calle Bordadores, 3.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD