Los desayunos que tu nutricionista te haría para una Navidad sin excesos

Los desayunos que tu nutricionista te haría para una Navidad sin excesos

Miriam Vélez

Comidas, cenas y fiestas de todo tipo. Con las celebraciones de Navidad cerca, muchas somos las que nos echamos a temblar. Una puede contenerse de vez en cuando, pero con tanta celebración a la vez, mantener la línea puede ser un ejercicio de riesgo. Por suerte tenemos una buena solución… Escondida en cinco desayunos.
Las fiestas de Navidad son una mala época para todas. No solo por el mero hecho de tener que encontrar el look perfecto, los regalos y sobrevivir a tanta celebración, sino también por tener que aguantar tanta comida, aperitivo, cena y hasta merienda de festejo.
En Navidad, todas lo sabemos, todo es un no parar de comer. Y da igual lo que una se proponga, que siempre termina cayendo en la tentación de probar cierto bocado, y una vez abierta la veda ya no hay remedio. Para aquellas que aún no lo sepan, el promedio de kilos que se cogen en estas fechas está entre 1 y 2 kilos, aunque siempre termina cayendo alguno más.
Tranquila, no todo tiene que ser así. Existen pequeños trucos con los que podemos contrarrestar todo el abuso de estos días como, por ejemplo, desayunar. Siendo la comida más importante del día, cuando mejor la hagamos, más resistiremos las tentaciones y los picoteos. Da igual la fecha o momento del año en el que estemos, pues seguir una dieta equilibrada debe ser una buena costumbre en nuestro día a día. Pero este mes especialmente, cuando abusamos tanto de las comidas copiosas, el dulce y el alcohol, el desayuno puede ser tu gran aliado para mantener la línea. O, al menos, intentarlo un poco, ya sabemos que, al final, todo va de propósitos…
Por eso, nos hemos puesto en modo nutricionistas, hemos investigado y hemos elaborado cuatro menús para comenzar el día con los que aguantar hasta la siguiente comida, evitar los excesos a medio día y, de paso, mantener el tipo.

Tostadas y café

Tomar pan por la mañana es un buen chute de carbohidratos que nos aportan energía. Eso si, conviene no recargarlo demasiado. Unas buenas tostadas con aceite y una loncha de pavo sin sal, acompañadas de café son el desayuno perfecto para todos los días.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD