¿Engorda el agua de coco?

¿Engorda el agua de coco?

MARTA RR

No paramos de ver celebrities con su brick de agua de coco alabando sus virtudes pero, ¿es tan saludable como dicen? Un estudio nutricional publicado en Estados Unidos desmiente que el agua de coco no engorde en absoluto.

Cuando el agua de coco llegó a nuestra dieta, prometiendo el milagro de hacernos adelgazar sólo con tomarla, los nutricionistas se mantuvieron al margen. Calificada como un “superalimento”, rápidamente se ha convertido en bebida principal de todas las operaciones bikini, detox, pre Navidad, post fin de semana etcétera. Tiene un alto nivel de electrolitos que ayudan a la reposición de los minerales que se pierden durante las duras jornadas de actividad física, y mucho menos azúcar que numerosas bebidas azucaradas que se utilizan con ese mismo objetivo. Además, contiene potasio, que contribuye a regular la presión sanguínea.

El coco, además de ser considerada una fruta deliciosa, es fuente de numerosos “secundarios” igual de beneficiosos. Derivados como la leche, el aceite o el agua de coco llegaron a nuestra mesa con intención de quedarse. Muchas son las celebrities que comenzaron a lanzar recetas en sus redes sociales y páginas web con este ingrediente como personaje principal de sus platos. La novedad.

¿Engorda el agua de coco?

Sin embargo, un estudio realizado por el autor del libro “Salt, Sugar, Fat”, Michael Moss, desmitifica la que es considerada “fruta sagrada” en Oriente. Con una venta mundial de 400 millones de dólares desde que saltase la moda, la información nutricional que analiza Moss desvela que el agua de coco no es tan saludable.

Moss asegura que beberse una de las botellas de agua de coco que tan rápido se han popularizado es equivalente a comerse, por ejemplo, un plátano y beber al mismo tiempo un vaso de agua. Pero esta segunda opción, es mucho más económica. Así es, no hay bebidas milagrosas, salvo la todopoderosa agua.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD