Cómo sacarle el máximo partido a tu LinkedIn

Cómo sacarle el máximo partido a tu LinkedIn

THIAGO E. LARSEN

La red social profesional por excelencia tiene más potencial del que piensas, y en un momento crucial en el que la competitividad laboral es más agresiva que nunca, te damos una serie de tipspara ayudarte a destacar.

Cuida tu imagen de perfil. Ha de ser profesional, reciente y reconocible. La estética debe estar cuidada, al igual que la vestimenta, preferiblemente semi-formal o formal. Las imágenes con filtros o los ‘collages’ sólo se recomiendan en el caso de que busquéis un trabajo de tipo creativo.

Sube una imagen de portada. No hace mucho que la red social incluyó la posibilidad de personalizar la cabecera de nuestro perfil. Pues bien, además de embellecer la página, si además está relacionado con tu trabajo, a nivel visual es un plus.

Piensa un buen titular. Twitter nos ha hecho expertos en la materia de reducir todo lo que tengamos que decir en tan solo 140 caracteres, por lo que esto no debería ser un problema para nadie. No olvidemos que el titular es lo primero que va a leerse, por lo que es el lugar ideal para vendernos.

Conecta con tus clientes. Al igual que utilizamos Facebook o Instagram para mantenernos al día con nuestros amigos y familiares, debemos prestar atención a la gente con la que tenemos una relación laboral. Y cuanto más crezca tu red, mayor visibilidad tendrá tu perfil.

Saca partido a los grupos. Hay miles — o millones — de grupos en LinkedIn, y son el lugar ideal para compartir visiones, contactos, ideas y oportunidades entre trabajadores de un mismo sector.

Cómo sacarle el máximo partido a tu LinkedIn

Demuestra lo que haces. LinkedIn puede funcionar muchas veces como el mejor portfolio, por lo que adjuntar junto a tu experiencia algún documento, imagen o link a tu trabajo, es siempre un punto a tu favor.

Sigue a expertos de tu sector. Además de la posibilidad de conectar con profesionales de tu entorno, puedes — y debes — seguir los perfiles públicos de personalidades que han triunfado, cuyos ‘tips’ y consejos pueden serte de gran utilidad.

El resumen, ¿Sí o no? Por norma general, se recomienda el uso de este espacio, dado que facilita la lectura y análisis de tu perfil profesional a quien lo está leyendo.

Pide recomendaciones. A compañeros de trabajo, jefes antiguos, etc. Las recomendaciones continúan siendo un factor de gran relevancia a la hora de opositar a un puesto de trabajo, pues, como ocurre de la misma manera fuera del mundo real, el boca a boca tiene una gran credibilidad.

Sé estratega en tu lista de habilidades. Es un error bastante común el llenar tu lista de habilidades de aptitudes que no corresponden del todo con el perfil e imagen que te gustaría transmitir. Se trata de enfocar dichas aptitudes a cómo quieres que se te perciba y hacia dónde quieres enfocar tu carrera.

Personaliza la URL de tu perfil. ¿Dónde? Justo debajo de tu imagen principal.

Sé honesto. Es cierto que todos decoramos ligeramente nuestros currículum, pero debemos tener extra cuidado. Tras la primera selección, lo corriente es que seamos convocados a una entrevista presencial, y probablemente tengas que demostrar “tus habilidades avanzadas con el Photoshop y tu nivel alto de inglés”.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD