El recuerdo nunca muere

El recuerdo nunca muere

Ángela Zapiain

No hace tanto. No tan lejos. Estas son las palabras con las que comienza la exposición sobre lo ocurrido durante la Alemania nazi. Por primera vez en la historia, una exposición itinerante sobre Auschwitz.

El 1 de diciembre, el madrileño Centro de Exposiciones de Arte Canal inauguró la exposición que recorrerá diversas ciudades de todo el mundo durante 7 años. La exposición, organizada por la empresa española Musealia, pretende dar una visión objetiva sobre lo que ocurrió en el corazón de Europa durante el Tercer Reich. Mediante un recorrido por el Centro de Exposiciones, la trágica realidad vivida por más de 1.000.000 judíos, polacos, gitanos y prisioneros soviéticos, queda reflejada.

La exposición mostrará más de 600 objetos originales del mayor campo de concentración nazi, pertenecientes en su mayoría a la colección del Museo Estatal de Auschwitz. Por otro lado, el espacio de 2500 metros cuadrados tiene como objetivo rememorar los capítulos más oscuros de la historia de la humanidad. Además, el público podrá ver elementos estructurales de Auschwitz, documentación y material audiovisual inédito y pequeños objetos personales de algunas de las víctimas y verdugos del campo, entre otros. La exposición nos muestra una historia que removerá la conciencia de todo el que tenga la oportunidad de acudir, explicando a sus visitantes la fuerza ejecutiva ideológica del nazismo y la razón por la cual un lugar así pudo existir.

El recuerdo nunca muere
La fascinación de historiadores, literatos y cineastas por lo ocurrido en Europa durante los años 1933, hasta 1945, ha dado pie a creaciones literarias inagotables. Sin embargo, no es una cuestión de escribir, sino de recordar. Ya que la condición humana, tal y como dijo Primo Levi, nos demuestra que, si esto cayese en el olvido, podría volver a suceder. “Ocurrió. En consecuencia, puede volver a ocurrir: esto es la esencia de lo que tenemos que decir. Puede ocurrir y puede volver a ocurrir en cualquier lugar”. Por favor, no olvidéis.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD