Tu perfil de Facebook te puede causar ansiedad

Tu perfil de Facebook te puede causar ansiedad

Carlota Criado

Ansiedad, depresión y estrés. Aparentemente tres palabras que deberían ser opuestas a las redes sociales que tanto nos gusta usar para entretenernos… Pero que son algo bastante real. Pasar demasiado tiempo conectado a tu perfil de Facebook puede afectar a tu ánimo y tu vida personal, según revela un estudio reciente. ¿Qué tal si hacemos un ‘detox’ digital?

Vivimos en una época en la que nos encanta hacer todo tipo de ‘detox’. Mentales, corporales, pasionales. E incluso relacionados con el trabajo, la ciudad o las amistades. Lo hacemos todo por el bienestar de la mente, pero solo aparentemente. Porque, en el fondo, y tú también lo sabes, nunca terminamos de desconectar del todo y esto puede tener unas graves consecuencias.

Estamos inmersos en una sociedad que, actualmente, peca de sobreexposición. Exposición a la vida pública, con la falta de privacidad que ello supone. Nos encanta mostrar lo que hacemos en todo momento, muchas veces sin pensar en las consecuencias que esto pueda tener. Que las tiene y nada buenas.

Y es que, según un estudio realizado por las universidades de Yale y de California, se ha demostrado que el uso de nuestro perfil de Facebook puede pasar factura a nuestro estado anímico y emocional. Sí, aunque no te lo creas, esas redes sociales en las que tanto tiempo pasas y que tanto disfrutas interactivamente, no son tan buenas como parecen. Es un mundo en el que todo es aparente. Y, tal y como advierten los especialistas en el tema, puede provocar ansiedad, estrés e incluso depresión. El mero hecho de entrar por la mañana, dar un par de likes, leer comentarios, ver una foto e incluso entrar en un enlace, puede suponernos una atracción que nos provoque nerviosismo y ansia. Una reacción que nace de la necesidad de estar conectado e informado de lo que hace nuestro círculo en todo momento.

Tu perfil de Facebook te puede causar ansiedad

Resulta que, al final, que todo esté conectado y abierto al mundo no es tan bueno como dicen. Idealizar la vida de las Instagramers que venden, no muestran una realidad… Nos hace idealizar algo irreal y, por ende, terminamos dependiendo de eso y dejando de lado e incluso odiando todo lo bueno que tenemos.

Quién nos lo iba a decir… Que algo tan abierto y visual iba a terminar cegándonos los ojos. Pero siempre estamos a tiempo de corregirlo, cerrar la pestaña y salir a disfrutar. Siempre es buen momento para hacer un detox. Esta vez, que sea digital.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD