¿No estaría bien tener un emoji de calzado femenino que no fuese un tacón rojo?

¿No estaría bien tener un emoji de calzado femenino que no fuese un tacón rojo?

Ángela Zapiain

Esto es lo que pensó la publicista norteamericana Florie Hutchinson. Y así es como se ha puesto a trabajar en su proyecto emoji dedicado al calzado femenino.

Hoy en día, los emojis no son una mera fuente de información, estos también representan el arte. Cada día, cientos de emojis son utilizados por segundo y sorprendentemente, en menos de treinta años el número de emojis diseñado ha pasado de ser un total de 176 creados por el japonés Shigetaka Kurita en 1990 a una impactante cantidad de 2.666. La función de estos símbolos es reflejar la vida tal y como es en la actualidad y representar a la gente en su complejidad. A partir de esta última característica es cuando encontró el problema la publicista Florie Hutchinson.

Para entender de qué nos habla Hutchinson hay que remontarse a la madrugada de una noche, cuando tuvo que levantarse para atender a su tercera hija de un año. Mientras lo hacía, contestó a un mensaje de una amiga y durante su conversación tecleó la palabra zapato en WhatsApp. Para su sorpresa, lo que se encontró fue una sugerencia automática de la aplicación en forma de stiletto rojo. Florie Hutchinson, se dio cuenta de que eran escasas las probabilidades de encontrarse un stiletto rojo en el armario de una mujer. Sin embargo, a nadie le sorprende su utilización como emoji. Esta publicista, madre de tres niñas y especializada en relaciones públicas, se ha declarado feminista y se ha atrevido a decir que esto es un acto sistemático, además de ser síntoma de un problema muy grave. Pero no nos confundamos, Hutchinson no se declara anti tacones.

Esta profesional dice que el problema no es la existencia del emoji en sí, sino que por defecto aparezca al teclear la palabra zapato. Después de este momento de lucidez a altas horas de la madrugada, la publicista investigó y descubrió que había una posibilidad de poner fin al problema. El Unicode Consortium permite la creación de nuevos diseños, siempre y cuando se vote su consentimiento. Como entendida de arte, la norteamericana se ha involucrado en el diseño de un zapato plano de mujer: simple, elegante y que refleje a la mujer hoy en día. Si acceden a la aceptación del emoji, este será codificado por los sistemas operativos de Apple, Google, Facebook, Twitter, Samsung y LG.

A pesar de sonar a batalla, Florie Hutchinson ha pedido quietud en vez de movimiento. La publicista, que está colaborando con la diseñadora Aphee Messer en la estética del emoji, era de esperar que haya prohibido el diseño de este zapato plano en rosa, morado y rojo. ¿Os habéis quedado con la intriga? La semana que viene sabremos si podremos usar en nuestros teclados el zapato plano de Hutchinson o no.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD