Nina Simone y cinco hitos musicales

Nina Simone y cinco hitos musicales

LAURA MARTÍNEZ

Nina Simone era en realidad Eunice Kathleen Waymon. Compositora, cantante, pianista y de las mejores jazzistas que ha albergado el planeta, Simone dejó un largo y extenso legado musical por el que se la conoce como la ‘Sacerdotisa del Soul’. Su pasión, su eclecticismo y su espiritualidad hicieron de ella una de las artistas más desgarradoras del siglo XX. Ya hace algo más de 14 años de su muerte y la seguimos recordando con estos cinco hitos musicales.

 

Escucha en SPAINMEDIA RADIO el especial dedicado a la figura de Nina Simone. 

My baby just care for me (1958)

Compuesta por Walter Donaldson -con letra de Gus Kahn-, esta canción fue escrita expresamente para la película Whoopee!, de 1930. En el 58’, Nina Simone la convirtió en un nuevo estándar del jazz cuando la versionó para su álbum Little Girl Blue.

 

Mississippi Goddam (1954)

Escrita por la propia Simone, esta canción de protesta fue incluida en el álbum Nina Simone in Concert, un elepé que acumulaba grabaciones de los tres conciertos que dio en Carnegie Hall en 1964. El álbum era su primer lanzamiento para el sello holandés Philips Records.

 

Feeling Good (1965)

 

Cuesta creer que no hay persona en el mundo que haya tatarateado esta canción al menos una vez en su vida. Escrita por los ingleses Anthony Newlev y Leslie Bricusse para el musical The Roar of the Greasepaint en 1965, Nina Simone fue una de las primeras artistas en versionarla, después del jazzista John Coltrane. En 2001, el grupo de rock Muse la trajo de vuelta con una versión de psicodelia rock. Otro artista que también se atrevió a coverizarla fue Michael Bublé en 2005.

 

 

Sinnerman (1965)

Ese mismo año, Nina Simone versionaba también la clásica canción estadounidense de Sinner Man. La grabación más antigua de esta canción data de 1959, aunque se popularizó gracias a esta artista afroamericana, grabada como una cover de más de 10 minutos para su disco Pastel Blues. Resulta que Simone la aprendió durante su infancia, cuando su madre la cantaba durante los revival meetings o encuentros de renovación. Los conciertos de Nina acababan casi todos con esta larga canción.

 

Ain’t got no, I got life (1968)

Probablemente la canción más popular de Nina Simone, que se incluía en su álbum Nuff Said! de 1968. Se incluyó en el musical Hair de Broadway ese mismo año –musical con música de Galt MacDermot. En su versión cinematográfica también se incluyó esta canción y en 2006, el grupo Groovefinder presentó un remix funk de este Ain’t got no, lleno de vida y ritmo.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD