El nuevo feminismo

El nuevo feminismo

CARMEN ROSA

Petra Collins abandera desde hace cuatro años la revolución artística del nuevo feminismo desde la plataforma online The Ardorous. Fotógrafas en la veintena cuyo trabajo recopila ahora Collins en BABE, una guía para conocer cómo piensan las mujeres que liderarán el futuro.

Cuando en 2013 la tienda online de American Apparel lanzó una camiseta en la que una mano masturbaba una vagina en plena menstruación, las redes sociales entraron en ebullición. El mundo se dividió entre los que lanzaron sus manos a la cabeza y los que aplaudieron lo que consideraron un manifiesto en contra de absurdos tabús machistas. Lo que a muy pocos extrañó fue conocer el nombre de la artista responsable: Petra Collins. Esta canadiense de sólo 22 años es ya veterana en la provocación vía Internet y una de las abanderadas de la cuarta ola feminista, esa empeñada en desmontar los falsos prejuicios sobre el cuerpo de la mujer, el sexo, la menstruación y los cánones de belleza. “El desnudo es para mí algo tan natural que no puedo entender el revuelo que provoca. Llevo mucho tiempo observando mi cuerpo y creando con él arte gracias a la libertad que Internet ha dado a mi generación”. Collins habla desde Nueva York, donde vive cuando no está en Los Ángeles o en Toronto. Forma parte de ese grupo de féminas en la veintena que, desde diferentes disciplinas artísticas, han decidido liberar a la mujer de complejos.

El nuevo feminismo

Lena Dunham, creadora de la serie Girls, y su posado en lencería son otro ejemplo de una marea imparable que apuesta por la equidad de género. Collins añade a esta lista a Beyoncé y a Rihanna, de la que es fan y amiga y que le sirve de inspiración. Sus recientes experimentos con neón reproducen algunas de las letras de la de Barbados, como su “Boy if I don’t feel it/I ain’t no faking no more” (“Chaval si no lo siento/no voy a fingir más”). Collins admite que era pésima en el colegio y que sufrió muchos problemas de personalidad que decidió curar con una cámara. “Me sirvió para afrontar todos esos cambios que sufre el cuerpo y la personalidad de una niña que se convierte en mujer. El problema es que no encontraba plataformas para mostrar mi trabajo, así que decidí crearlas yo misma, sin censuras, online”. En 2011 inventó The Ardorous, un colectivo de mujeres fotógrafas, almas afines a ella que Collins encontró tras un intenso rastreo por Internet. Hoy, esa colaboración tiene su culminación con el libro BABE, de Prestel Publishing, una selección de los trabajos de más de treinta jovencísimas representantes del nuevo girl power. “El trabajo de mujeres talentosas y brillantes que creo tienen el poder de cambiar el mundo”, explica Collins en el prólogo. “Es la consumación de lo que hemos hecho juntas. Fue difícil seleccionar pero creo que este libro resume muy bien el sentimiento común que queremos expresar”. Destaca en BABE el papel de las redes sociales para una generación que nació con ellas y les saca partido mientras los adultos continúan debatiendo sobre sus efectos en esa juventud.

El nuevo feminismo   El nuevo feminismo

Collins incluye en el libro sus retratos a adolescentes practicando su actividad favorita, el selfie. “Es un proyecto que duró cinco años y que arranqué con 15, cuando comencé a retratar el día a día de mi hermana y sus amigas, por aquel entonces de entre 12 y 13 años”. Comparte páginas con otras nuevas reinas internacionales de la provocación en femenino como la sueca Arvida Bystrom, la californiana Sandy Kim, la británica Harley Weir o la alemana Kristie Muller. El prólogo recae en otra enfant terrible, Tavi Gevinson, escritora, actriz, cantante y editora de la revista Rookie, que fundó en 2011, además de amiga y ex compañera de piso de la propia Collins. Y de sólo 19 años.

El nuevo feminismo   El nuevo feminismo   El nuevo feminismo

“Mi arte no busca provocar, porque son imágenes que a mí no me resultan escandalosas, pero sí quiero que exista una reacción en el espectador”, admite Collins que, como el resto de The Ardorous, envuelve la intimidad femenina en una escenografía de tonos pastel y aura angelical. “Pero luego ocurren cosas como lo de Instagram y te recuerdan que ahí fuera hay muchas personas que tienen miedo”. Se refiere a cuando en 2013 la red social y plataforma fundamental para esta artista decidió cerrar su cuenta. La razón, las quejas de muchos usuarios por una fotografía que Petra se hizo a sí misma, en concreto a la parte inferior de su bikini, de donde se escapaba un frondoso vello púbico. Ella respondió con una carta abierta que reprodujeron multitud de medios internacionales. “No hice nada que violara los términos de uso de Instagram. No había desnudo, ni violencia, ni pornografía, nada ilegal. Sólo una imagen de MI cuerpo que no cuadra con los estándares de feminidad de esta sociedad”, denunció. “Queda mucho por hacer. Hace poco volvió a ocurrir cuando Instagram tuvo que disculparse tras censurar una foto de la artista paquistaní Rupi Kaur tumbada en la cama y mostrando manchas de menstruación. En América hay una peligrosa doble moral y censuran fotografías mientras abusos graves contra la mujer son percibidos como naturales”, dice hoy Collins.

El nuevo feminismo   El nuevo feminismo   El nuevo feminismo   El nuevo feminismo

Una característica común a la mayoría de los miembros de The Ardorous es que, aunque evidentemente a todas la etiqueta underground les queda como un guante, huyen del arrinconamiento y el gueto creativo. Muchas colaboran con importantes cabeceras y marcas de moda, cambiando los mensajes que las mujeres reciben de estos sectores. Collins ha trabajado, además de con American Apparel, con Urban Outfitters, Calvin Klein y Vans. “Es muy positivo que en la industria de la moda, tan rígida en sus cánones, se permita ya la entrada de gente como yo y que además me den carta blanca para expresarme con libertad. Para mí es un instrumento necesario porque esos trabajos financian mis proyectos artísticos, pero también permiten que mi obra llegue a más personas, que sea universal”. COS ha sido la última firma en unirse a Collins como apoyo porfolio a su debut cinematográfico, Making Space. “Se trata de un recorrido por carretera a través del sur de Estados Unidos en el que, junto a mi hermana, entrevistamos a jóvenes bailarinas para descubrir cómo afecta esa afición a su desarrollo como mujeres. Yo iba a dedicarme profesionalmente al baile así que ha sido como volver a mis orígenes”. Doble regresión le causó el formato de road trip, que ya experimentó cuando con 19 años posó para un proyecto sobre ruedas del joven fotógrafo más solicitado de Nueva York y su mentor, Ryan McGinley. Allí Collins aparecía sin ropa, disfrutando del mundo onírico y campestre de McGinley. “Mis propias fotos también tienen mucho de cinematográfico, porque siempre cuentan una historia en un tiempo y un espacio, así que lo de pasarme a la realización es natural. Además hay muy pocas mujeres directoras y me gustaría aumentar esa lista. Antes me faltaba el dinero para hacerlo”. Ahora tiene dinero, fama, nada de miedo y aún muy pocos años. Hollywood prepárate y abre tu mente, llega Petra Collins.

FOTOS EXRAÍDAS DEL LIBRO BABE EDITADO POR PETRA COLLINS

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD