¿Pero qué hace Donald Trump en el cine?

¿Pero qué hace Donald Trump en el cine?

Cristina Romero

Donald Trump todavía no ha probado su faceta como actor (al menos, no profesionalmente), pero su intrínseca presencia en el argumento de una película le ha dado el León de Oro al director de cine mexicano Guillermo del Toro.

Aunque estemos acostumbradas a verle actuar a diario y a hacer uso de una personalidad pública muy diferente a la que comparte entre las cuatro paredes de su casa, Donald Trump todavía no ha probado suerte en el noble arte de la interpretación. Pero que no haya protagonizado ninguna película no quiere decir que su persona esté alejada de la gran pantalla, y es que, como el mismo Guillermo del Toro ha reconocido, su última película, La forma del agua, tiene más de Trump y su política que de cualquier otro asunto.

¿Pero qué hace Donald Trump en el cine?

El director, que se ha hecho con el León de Oro en el Festival de Cine de Venecia con esta película, ha llegado a la cabecera de los festivales cinematográficos más importantes del mundo con un argumento soberbio. Tachado de impecable por el propio jurado de la Mostra. Un relato de ciencia ficción con un mensaje político en su trasfondo, muy ligado a los Estados Unidos de Trump y aireado en tiempos de la Guerra Fría.

Un combo perfecto en el que Guillermo del Toro confió en su momento y del que ha salido victorioso en esta entrega de premios al recibir elogios de Annette Bening, la actriz y presidenta de esta edición de la Mostra 2017. Ha sido la película que más y mejores elogios ha conseguido a lo largo y ancho de todo el festival y el veredicto no ha podido ser más unánime.

Sólo 10 películas y algún que otro reconocimiento en Cannes, los Goya y Oscar por Cronos y El laberinto del fauno tiene Guillermo del Toro en su historial, pero ha tenido que ser Donald Trump quien, de forma indirecta, esté dando la gloria al director con este premio tan importante en la carrera de cualquier integrante de la industria.

Un riesgo que él mismo decidió correr con este argumento para apostar todas sus cartas y dar un golpe de efecto a su trayectoria. Un resultado magnífico que podremos ver en los cines a partir de enero de 2018, donde la historia nos llevará a los norteamericanos años sesenta cuando el ejército estadounidense captura en el Amazonas a un monstruo mitad hombre y mitad anfibio, el cual mantiene una relación pasional con una señora de la limpieza muda. Una combinación aparentemente repelente que casa a la perfección con un contexto histórico de Guerra Fría y brotes de la política del actual presidente de los Estados Unidos, por muy incompatible que suene. Y es que Del Toro se ha encargado de reconocer el paralelismo que puede haber entre su fábula llevada a película y las diferentes políticas de Trump en su presidencia, muy reflejadas en los distintos personajes que plantea La forma de agua.

Cinismo, miedo, odio y adversidad… Sí, puede que Donald Trump sea el auténtico protagonista del reciente trabajo de Guillermo del Toro.

¿Pero qué hace Donald Trump en el cine?   ¿Pero qué hace Donald Trump en el cine?

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD