principal

Coachella: ¿todo paz y amor?

PAULA ZUBIETA

Los últimos descubrimientos sobre su propietario, Philip Anschutz, parecen indicar precisamente todo lo contrario.

El festival de música, mundialmente famoso, Coachella, tiene uno de los mejores carteles del mundo. Este año, Beyonce, Radiohead y Kendrick Lamar son los tres principales cabeza de cartel del festival, que reúne cada año a cientos de miles de personas. Una estética hippie y una filosofía de “paz y amor” habían envuelto estos días de conciertos hasta el momento. Hace tan sólo unos días, se ha descubierto que el grupo Anschutz Entertainment Group (AEG) -que pertenece a Philip Anschutz, dueño del festival- ha estado financiando grupos anti gays como Alliance Defending Freedom, Family Research Council, National Christian Foundation y Mission America Coalition, cuyas filosofías chocan con los derechos de la comunidad LGTB.

Lo cierto es que la noticia tampoco ha sorprendido mucho a los que conocían bien a este magnate, pues Anschutz comenzó su fortuna gracias a la industria petrolífera. Además, es fundador del Instituto Discovery -que promueve el creacionismo- e incluso ha llegado a financiar a una fundación de extrema derecha que apoya económicamente al Tea Party.

01

Philip Anschutz es uno de los hombre más poderosos de los Estados Unidos. En su poder están un par de equipos de NBA y varios estadios donde se celebran algunos de los eventos culturales más importantes del país, como los Grammys o diversos conciertos de grandes estrellas de la industria -por ejemplo los de Lady Gaga-. Mucho del dinero que gana lo hace a través de la cultura, apoyado por consumidores progresistas que ven ahora su dinero invertido en causas que van en contra de sus principio morales; por lo que ahora que ha salido a la luz quién es el dueño de este festival nos preguntamos: ¿bajará el número de venta de entradas para la próxima edición del festival? Seguramente no -la verdad es que el festival tiene fama de ser el colmo del postureo de “niños pijos”-, pero, sin duda, debería.

Para colmo, el empresario también parece estar invirtiendo parte de su capital en grupos que se dedican a asegurar que el cambio climático es una mentira o, al menos, eso fue lo que denunció Greenpeace en el año 2013. Algunos de sus cabezas de cartel, como Thom Yorke, líder de Radiohead, son conocidos activistas medioambientales. ¿Qué pensarán ellos al respecto?

Anschutz tampoco es que se haya inmutado en exceso con estos datos destapados por The Washington Post y se ha limitado a difundir un comunicado en el que dice lo siguiente:Las recientes afirmaciones publicadas en los medios de comunicación son falsas, es todo basura. Yo apoyo los derechos de todas las personas sin tener en cuenta su orientación sexual. En todas mis empresas trabajan gente muy diversas a la que solo se las juzga por su capacidad profesional: no toleramos ningún tipo de discriminación”.

02

Sea cierta o no esta información, lo que sí es probable es que este multimillonario se tenga que enfrentar a más de un problema desagradable; al fin y al cabo, la empresa promotora de conciertos de la que es dueño tiene en nómina a varios artistas a los que seguramente nos les hagan gracia estos descubrimientos -véase Bob Dylan o Morrissey, Swans-. Sólo el tiempo nos dirá en qué queda este descubrimiento. Mientras tanto, igual es hora de pensarse eso de gastarse cientos de euros para acudir a este festival. 

03

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD