Una tarde con Frida y alguien más

Una tarde con Frida y alguien más

Myreia S. Vaquero

En un sueño, seis mujeres mexicanas se encuentran para pasar juntas una tarde de verano. En un sueño, puede pasar de todo. Ya te avisamos. Hoy, Frida las ha invitado para que se conozcan y ninguna ha querido faltar a esa cita. Es la primera vez que se ven las caras pero parece que hayan estado unidas toda la vida. Y es que lo han estado por México… Confirmamos que hay vida más allá de Frida Kahlo.

Frida ha sacado al jardín algunos de sus lienzos y mientras las espera, se pone a terminar uno de sus retratos.  La primera en llegar es Chavela, después Rosario, Yvonne, María y alguien más, que aparece de forma inesperada. Seis artistas. Seis inspiraciones para las mujeres. Seis mexicanas que no entienden la vida si no es dándolo todo. Porque aunque sea un sueño, hay cosas que no cambian.

Frida Kahlo

Recuerda cómo le dijeron, cuando empezó a cantar, que tenía una voz terrible. Pero ella no podía quitarse esa necesidad de ponerle música a la vida, un misterio para ella. Chavela cuenta anécdotas mientras las demás se sientan a su lado y apenas parpadean. No quieren perderse nada. Se ha recogido el pelo en un moño. Lleva sus pantalones oscuros y su camisa abotonada hasta arriba. Ha dejado la guitarra cerca de la mesa porque sabe que no tardará en cogerla. No es que las demás se lo pidan pero Chavela no puede pasar demasiado rato sin cantar. Chavela, que nació en Costa Rica en 1919, se siente una mexicana más por dentro pero sobre todo, se siente viva. Y sin querer, todas se unen a sus cuerdas, las de su voz y las de la guitarra, y así podrían seguir...toda una vida.  Como la canción.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD