Cómo triunfar a lo Julianne Moore

Cómo triunfar a lo Julianne Moore

Cristina Romero

Da igual la edad que tengas, que Julianne Moore siempre va a estar entre tus preferidas, tanto en cartel como en alfombras rojas. Suele brillar, casi nunca falla y siempre triunfa.

Triunfar en la vida es complicado. Cualquiera que se lo haya propuesto alguna vez sabrá de qué estoy hablando. No basta con hacer las cosas bien, tampoco perfectas. Hay que hacerlas soberbias, inmaculadas y, por supuesto, haber sido previamente bendecida con un golpe de suerte y éxito que termine de redondear la jugada maestra. Así que, sí, triunfar es muy complicado. No todo el mundo lo consigue, salvo si eres Julianne Moore, que lo puedes todo sin ni siquiera proponértelo.

Ser ella es del todo imposible, por razones biológicas obvias, pero parecerse a ella puede que no sea una tarea inalcanzable. Pero, una vez más, complicada. Sólo hay que tener una carrera profesional como la suya avalando cada movimiento que hagas y desprender tanto encanto como ella. Complicado, pero no imposible.

Cómo triunfar a lo Julianne Moore

La cuestión va mucho más allá de un hueco en Hollywood. Ser Julianne Moore, Julie Anne Smith para el registro civil desde 1960, es sustituir el plástico fino por la porcelana impoluta. Las extravagancias indeseables por el encanto de una sencillez atildada de supremacía. Algo que se consigue teniendo un conocimiento riguroso de los tejidos, formas y diseños que mejor encajan con tus rasgos faciales y estéticos, en general.

Saber, con toda seguridad, que la cámara es tuya cada vez que sales a escena, suscitando una mezcolanza de sensaciones en el espectador, capaz de empatizar con las vivencias de las distintas Julainne(s) Moore, es el primer paso para ir en la dirección correcta de querer parecerse al discreto huracán pelirrojo.

Cómo triunfar a lo Julianne Moore   Cómo triunfar a lo Julianne Moore

Como hemos dicho, la gran pantalla es suya, pero si algo tiene a su nombre la actriz es la propiedad de las alfombras rojas. No hay photocall que se le resista, ni pose que no cautive a todos los allí presentes, también a ti desde el cómodo sofá de casa. Porque todo son elogios para su sonrisa tímida, siempre retraída, y disfrutona de un modesto segundo plano.

Ningún diseñador, se llame Karl Lagerfeld o se apellide Versace, pierde la oportunidad de agasajar a su musa con sus mejores galas. Y esto es algo que sólo ocurre con las más grandes. Julianne, por supuesto. Lejos de sentir inquietud por el diseño con el que aparecerá en una cita de repercusión internacional, los focos respiran tranquilos sabiendo que si alguien de los allí convocados va a cumplir (y sobrepasar) las expectativas, es ella. Y lo hará, como las que más triunfan, sin habérselo propuesto antes de salir de casa.

Una estrella es estrella cuando no piensa que ella, sencilla y simple por naturaleza, como muchas veces se ha definido, lo es.

Cómo triunfar a lo Julianne Moore   Cómo triunfar a lo Julianne Moore   Cómo triunfar a lo Julianne Moore

Triunfar a lo Julianne Moore es llamar la atención cuando ni siquiera tienes esa carta en tu baraja, simplemente, por el hecho de convertir en éxito todo lo que está consagrado con su esencia. Pasó con Hannibal (2001), la película que dejó entrever a una ya no tan comedida actriz y sí más resuelta y segura de sus intereses para con la industria; repitió aplausos con Las horas (2002), donde su personaje se moldeó a la perfección con el de sus dos compañeras de reparto, Nicole Kidman y Meryl Streep. Y nos dio una clase magistral y soberbia de supervivencia personal en Siempre Alicie (2015), cuya interpretación se resume en un irónico ciclo vital donde su propia profesión será el eclipse de sus últimos días por culpa de una enfermedad mental.

Siempre Julianne para todo lo que se precie. Porque triunfar es estar, y no precisamente en las más altas esferas. Sólo estar y ser lo que eres.

Y ella es Julie Anne.

Cómo triunfar a lo Julianne Moore   Cómo triunfar a lo Julianne Moore   Cómo triunfar a lo Julianne Moore   Cómo triunfar a lo Julianne Moore

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD