Por qué adoramos a Diane Keaton

Por qué adoramos a Diane Keaton

MARÍA G. AGUADO

Musa -como ninguna otra- de Woody Allen, protagonista de más de cincuenta películas e icono de estilo muy difícil de igualar, a sus 71 años (¡y qué años!) Diane Keaton sigue siendo una de las diosas del Olimpo hollywoodiense, ese que pertenece al grupo reducido de mujeres que han dejado, y siguen dejando, verdadera huella en el cine. Hoy, día de su cumpleaños, recordamos por qué adoramos a Diane, si es que no es algo obvio.

Por su belleza, de antes y de ahora. Atípica, sin exuberancia, y que sin embargo perdura en el tiempo por su naturalidad, aquella que enamoró a Woody Allen, quien le dio su primera oportunidad con Sleeper en 1973.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD