¿Y si el Oscar a Mejor actriz (2018) fuera para Kate Winslet?

¿Y si el Oscar a Mejor actriz (2018) fuera para Kate Winslet?

Cristina Romero

Todo son buenos augurios para Kate Winslet y su camino hacia la gloria de la próxima edición de los Oscar.

El (buen) cine ya hizo de ella una excelente merecedora de un Oscar a Mejor actriz por su papel protagonista en The Reader (2008), pero la nueva película que estrena, bajo las órdenes de Woody Allen, podría convertirla en firma candidata a una segunda estatuilla. Por el momento todo son cábalas, pero el adelante en forma de tráiler de su nuevo trabajo augura que la quiniela puede tener más de realidad que de simple deseo.

Si la semana pasada también inclinábamos la balanza del Oscar a favor de Blake Lively y su papel protagonista en The Rhythm Section, hoy volvemos a hacerlo con Kate Winslet y Wonder Wheel, la última producción del director neoyorquino Woody Allen, quien vuelve a confiar en una de las mujeres de Hollywood para el papel protagonista de una de sus películas. Tal es así que la estrella de este film podría hacerse con el Oscar a Mejor actriz por la intensa interpretación que realiza (algo que se aprecia con una vista rápida al tráiler oficial ya disponible).

Inmersa en unos delicados años 50 en Nueva York, la actriz da vida a Ginny, una ex actriz que se gana la vida como camarera del parque de atracciones de Coney Island, donde tiene que lidiar a diario con su cambiante carácter y las desavenencias de su trabajo. Entre cafés y desayunos a mesa, ve su vida pasar mientras comparte rutina con su marido Humpty, su hijastra Carolina y el salvavidas Mickey, interpretados por Jim Belushi, Justin Timberlake y Juno Temple, respectivamente.

¿Y si el Oscar a Mejor actriz (2018) fuera para Kate Winslet?

La cinta no deja opción a duda: se postula a ser la preferida por la crítica, entre otras razones, por el acomodado hueco que deja a las relaciones humanas, al estrés de las persecuciones y al interés que despiertan los argumentos con historias –en este caso historietas- de gangsters. La apuesta anual de Allen ya está servida, preparada sobre la mesa para ser observada y visionada por todos, principalmente, por la Academia, y, así lo esperamos, candidata a, como mínimo, recibir alguna que otra nominación.

A pesar de su buen reparto, parece Kate la elegida entre sus compañeros de rodaje a llevar la voz cantante, a sobresalir por encima de ellos para llamar la atención de los responsables de decidir quién sí y quién no puede permitirse el lujo de soñar con subir a un escenario y dar un discurso de agradecimiento. La actriz, con Wonder Wheel, se confirma como otra de las musas de Woody Allen a la que añadir a la extensa lista de actrices preferidas por el director para dirigir y convertir en la mujer del momento.

¿Y si el Oscar a Mejor actriz (2018) fuera para Kate Winslet?   ¿Y si el Oscar a Mejor actriz (2018) fuera para Kate Winslet?

Todo llega. También el éxito. A Kate Winslet ya le llegó desde que se negó, con todas sus fuerzas físicas y emocionales, a hundirse con el Titanic, película que le valió su consolidación como actriz de primera fila y una apreciada fama internacional dentro y fuera de la industria del cine. Luego llegaron papales más relajados pero con mayor soberbia profesional; todos ellos sin retroceder en su escala de calidad. Pero Allen la ha convertido en esa persona simple, de apariencia segundona y desapercibida con una película pensada para hacerla brillar.

Y ha pasado que ha brillado.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD