Mr. Bags, el <em>blogger</em> chino que mueve el negocio de los bolsos de lujo

Mr. Bags, el blogger chino que mueve el negocio de los bolsos de lujo

MARÍA G. AGUADO

Tao Liang tiene más poder que nadie en la industria de los bolsos de lujo. Consigue mover miles de dólares a golpe de post y de mucha (mucha) visión de negocio. La confianza de Gucci, Vuitton o Givenchy ya le ha valido el apodo de Mr Bags.

¿Quién mueve el negocio de los bolsos de lujo? ¿Hermès, Chanel, Vuitton? No. Ellos los crean y Tao Liang, más conocido como Mr. Bags, los convierte en una necesidad imperiosa para las fieles seguidoras de las grandes firmas. ¿Su poder? Mucha mano en las redes, visión de negocio y un plus cualitativo en su blog.

Sí, es un blogger, así que muchos – sobre todo aquellos que creen en la recesión del negocio de los blogs – se preguntarán hasta qué punto tienen poder estos coolhunter y prescriptores de tendencias a estas alturas de la evolución blogger. Pues el común de ellos puede que poco, pero Mr. Bags tiene tanto que Gucci, Louis Vuitton y Bergdorf Goodman le confiaron el negocio de la viralización de sus bolsos. Y eso es porque ha llevado su blog un paso más allá: no solo muestra a sus lectores sus conocimientos sobre moda y tendencias, muestra a las marcas lo que los consumidores chinos buscan, desean y están dispuestos a comprar.

Una publicación compartida de @mrbagss el

Hay que decir que a su favor tiene casi 3 millones de seguidores en el blog, más de 600.000 en WeChat (una app de mensajes y microblogging con múltiples aplicaciones en Spotify, Amazon…), el tercer puesto en el ranking de los bloggers más influyentes de China y una población, la china, entusiasmada (e inversora) con las marcas de lujo a un nivel mucho más exponencial que la occidental. El resultado, según él mismo ha confirmado: más de 170.000 dólares de ganancias para las marcas que confían en él en solo 12 minutos.

Un ejemplo reciente. Se asoció con Givenchy para promocionar una edición limitada del modelo Horizon en rosa por San Valentín. Solo se vendía a través de su WeChat. Las 80 piezas del bolso que tenía un precio de 2.170$ (2.050€) se agotaron de forma instantánea.

¿Cómo lo hace?

Pasión, visión, trabajo y estar en el sitio adecuado en el momento adecuado. Es una expresión algo manida, pero cuando se trata de redes sociales cobra un nuevo sentido. Hoy se van agotando las posibilidades para nuevas incorporaciones a las redes, pero él entró en 2011 en el ‘Facebook chino’ (llamado Ren Ren) subiendo un bolso en absoluto caro que rápidamente obtuvo varios cientos de likes. Ahí vio el potencial. Le cogió gusto, empezó a estudiar la historia de los bolsos, a enterarse el primero de las nuevas colecciones y a aplicar sus conocimientos de negocio para ver las posibilidades de inversión, facilitando el trabajo a los amantes de estos complementos que siguen el ritmo de las ciudades chinas, es decir, frenético.

Una publicación compartida de @mrbagss el

En definitiva, él dice, ‘seguidora ocupada, invierte en este bolso, es lo último y es la mejor inversión que puedes hacer hoy’. Ellas dicen amén y las firmas, también.

Una publicación compartida de @mrbagss el

Una publicación compartida de @mrbagss el

Una publicación compartida de @mrbagss el

Fuente BoF.
PUBLICIDAD



PUBLICIDAD