Jennifer Lawrence se desquicia en pantalla

Jennifer Lawrence se desquicia en pantalla

ESTHERINA HOLGADO

No sabemos muy bien todavía si se desquicia, que sólo con ver el cartel de la película tiene pinta de que así sea, o nos va a desquiciar a los demás. No son excluyentes, así que, muy probablemente, Mother! sea la película que más inquietud nos suscite durante y después de haberla visto.

Por primera vez en la historia del cine el reparto de una película no es lo más importante. Con Mother! te va a preocupar más salir sin ninguna anomalía cardíaca del cine que el hecho de ver reunidos en la pantalla a Jennifer Lawrence, Michelle Pfeiffer, Ed Harris y Javier Bardem. Un reparto de infarto, que se suele decir. Al igual que esta película que para el 13 de octubre ya estará en la cartelera de los cines de medio mundo.

Pero no se trata de echar por tierra el trabajo de Darren Aronofsky con esta película, al revés. Si en Cisne negro ya consiguió ponernos la piel erizada, con Mother! el director vuelve a dejarnos con la respiración en un vilo.

La protagonista es, sin duda, Jennifer Lawrence y su aspecto desganado que deambula por una casa que, más pronto que tarde, descubre se le queda grande a nivel emocional. Veremos a la actriz dando vida a una de las dos partes de una pareja que ve su presente perturbado por la llegada de invitados inesperados a su hogar.

Los detalles de un thriller psicológico y los efectos de sonido hacen el resto para que ver a Jennifer Lawrence pasarlo francamente mal sea tu mejor cita del próximo otoño.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD