El escote de Susan Sarandon, el feminismo y las redes sociales

El escote de Susan Sarandon, el feminismo y las redes sociales

THIAGO E. LARSEN

La polémica generada por la actriz en la última edición de los SAG Awards ha ocasionado una nueva y original oleada reivindicativa.

En los SAG Awards de este año tuvimos la oportunidad de presenciar, como llevamos haciendo desde su primera edición en 1995, a las grandes estrellas de Hollywood reunirse para vivir una noche repleta de premios y celebraciones. Pero como todo evento rebosante de celebrities, talento y glamour, ha de venir acompañado por críticas negativas hacia algo (o alguien), en esta ocasión no iba a ser menos. Y esta vez el blanco, el que atrajo todas las miradas esa noche, fue el escote de Susan Sarandon (en la foto principal).

El escote de Susan Sarandon, el feminismo y las redes sociales

Instagram @susansarandon

Las redes sociales estallaron con comentarios que apelaban al “inapropiado e innecesario hecho de que una mujer de 69 años exhiba su cuerpo de esa manera, y como un contraataque de lo más divertido, mucha gente ha reaccionado ante esta absurda polémica enviando directamente a la actriz via Twitter, fotografías de sus respectivos escotes. Ésta, por su parte, ya se había pronunciado al respecto subiendo una foto a Twitter en la que aparece de joven y en sujetador (foto encima del texto), la cual dedicó al conocido presentador británico Piers Morgan, uno de sus principales críticos que luego se vio obligado a pedir disculpas por su desafortunado comentario. Con respecto al bombardeo de imágenes que Sarandon recibió en sus redes sociales, debe de haberle parecido una buena idea, teniendo en cuenta que ha retuiteado muchos de estos mensajes de apoyo.

El escote de Susan Sarandon, el feminismo y las redes sociales   El escote de Susan Sarandon, el feminismo y las redes sociales

Twitter @susansarandon

La mayoría de la gente que levantó la voz en favor de la consagrada estrella quiso hablar en nombre del feminismo y de la libertad de la mujer en tanto que puede y debe vestirse como le plazca y quererse con independencia de su edad. Y la actriz también ha sabido manejar la situación con maestría y humor, mostrándose ante todo orgullosa de su cuerpo, cosa que siempre ha estado y estará con 69, 79 y 89 años.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD