Brigitte Bardot. Tú, mirada rebelde

Brigitte Bardot. Tú, mirada rebelde

Miriam Vélez

Por su rubia melena la conoceréis, por sus provocadores y dulces ojos la recordaréis. Actriz y cantante francesa, Brigitte Bardot consiguió con su estilo personal, su sonrisa y su desafiante dulzura convertirse en uno de los grandes iconos de la moda de mediados del siglo XX. A sus 83 años, le rendimos un homenaje a la gran musa del séptimo arte y del estilo francés, “joie de vivre!”.

Una fotografía puede ser un instante de vida capturado para toda la eternidad, que nunca dejará de mirarte”. Dicho y hecho. A sus 83 años, Brigitte Bardot sigue teniendo esos rasgos tan característicos que la encumbraron en su carrera como actriz y cantante, por los que todos suspiraban y por los que la recordamos, a día de hoy, como uno de los grandes iconos sexuales de los años 60.

Su trayectoria, a pesar de contar con una pronta retirada de la vida pública, fue extensa. 48 películas y 80 canciones a sus espaldas que la enmarcaron como una de las grandes estrellas del cine europeo tras la ll Guerra Mundial.

Pero más allá de una bonita figura y unos rasgos muy personales y definidos, Brigitte fue -y sigue siendo aún- un gran exponente de la moda parisina. Con su sencillo y personal estilo, ella misma representa una sola tendencia y ha demostrado que atractivo y sencillez, en muchos casos, si pueden ir de la mano. No en vano fue musa de los mejores fotógrafos de la época, que nos dejaron las mejores instantáneas de la actriz, hoy recordadas como una gran fuente de inspiración vintage en la que se centran, no solo personajes del mundo de la moda, sino diseñadores e incluso directores de cine.

Brigitte Bardot. Tú, mirada rebelde

Sin duda, un cabello rubio y alborotado que fue el deseo de cientos de hombres, el modelo a seguir de miles de mujeres, todos ellos deseosos de poder tener, poder ser. Perfección imposible de alcanzar, solo por ella, nuestra gran Brigitte Bardot.

Como ella bien dijo en su momento, “¿Qué puede ser más hermoso que una adorable anciana, siendo cada vez más sabia con el correr del tiempo? Toda edad puede ser encantadora, siempre y cuando vivamos en ella”.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD