Por qué vas a querer aplicar tomate en tu piel

Por qué vas a querer aplicar tomate en tu piel

Miriam Vélez

Pepino, limón, miel, yogur. Muchos son los alimentos que podemos utilizar para el cuidado de la piel en la temporada otoño/invierno, pero siempre nos llegan novedades del mundo de la cosmética y la belleza, dispuestas a arrasar con todo. Esta vez hablamos de los beneficios del tomate para mejorar el cutis, ¿lo habías probado ya?

Por todas es conocido el interminable listado de beneficios que ciertos alimentos pueden tener en nuestra piel. Frutas y verduras que tienen el poder de refrescar, revitalizar y darle un plus de brillo, luminosidad y vida a la cara, con el simple hecho de aplicarlas, dejarlas reposar e, incluso, comerlas.

Desde un fresco pepino hasta un vitamínico yogurt que aplicamos como limpiador de impurezas, la melosidad de la miel que llena nuestra piel de vitamina, el poder del zumo de naranja y su vitamina C. La magia que unas simples semillas de chía -tan famosas en los últimos tiempo- pueden ejercer sobre nuestros niveles de hierro y, con ello, nuestro cutis.

Pero, ¿y el tomate? Ese dulce y sabroso fruto que le da sabor a nuestras ensaladas, con el que hacemos zumos de todo tipo y que ha resultado ser una de las mejores opciones para luchar contra el acné, la piel seca y las rojeces. ¿Tenías noticia de esto?

Una fruta rica en vitaminas y nutrientes que se ha convertido en un ‘must’ para las que más saben de belleza y cuidado de la piel, por su alto contenido en potasio, manganeso y calcio, además de vitamina A y C. Es el aliado ideal para fomentar la regeneración celular, tonificar los poros y refrescar cada centímetro de la piel. Y no para ello es necesario comerlo.

Los zumos ‘detox’ son una de las opciones que más le gusta a las celebrities, pero también puedes hacer mascarillas con su jugo e incluso utilizar porciones en frío para aplicar sobre la piel…Pero si te faltan razones para probarlo, te contamos todos sus beneficios, ¡escandalosamente buenos!

Un plus de vitamina

Rico en Vitamina A y C, las principales que afectan a la piel, es perfecto para añadir un plus cuando nuestras defensas bajan y se reflejan en nuestra cara.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD