Operación otoño: puesta a punto de la piel

Operación otoño: puesta a punto de la piel

LOREA ESKISABEL

Vuelve septiembre, vuelve la oficina y también vuelve tu rutina de belleza. Después del exceso de sol y agua salada, tu piel te pide normalidad.

Tras las altas temperaturas del verano y sobre todo del sol, la piel se reseca. Por ello necesitamos hidratarla y cuidarla no sólo antes y durante la exposición solar sino también después (muy importante) para poder mantener el tono dorado al que aspiramos durante todo el año.

Tu cara dice mucho. Que todo sea bueno.

La cara es el reflejo del alma, y en verano absorbe más horas de sol que ninguna otra parte del cuerpo, por ello debemos hacer hincapié en ella al levantarnos y acostarnos aunque ya no nos encontremos en zona de costa con cremas de día y de noche específicas para después del sol. No olvidemos además, que la piel sufre un envejecimiento natural causado por factores internos y externos que pueden frenarse gracias al cuidado diario de la cara mejorando así también su firmeza. Si además ha aparecido alguna mancha por el sol deberemos acudir a un dermatólogo. Los tónicos son también importantes aliados. Y si el caso de sequedad es extremo, haz uso de mascarillas faciales. Con todo esto gozaremos de un aspecto favorecedor a la par que saludable y luminoso.

Operación otoño: puesta a punto de la piel

No te olvides del cuerpo

Hay zonas del cuerpo que sufren los excesos solares más que el resto. Es el caso de brazos y piernas que se resecan y quedan con un aspecto mate debido a que la dermis se encuentra seca y deshidratada. Los especialistas de la piel recomiendan cremas con rico contenido en vitamina E gracias a sus poderes antioxidantes y regenerantes. Y recuerda, las dos palabras clave que tienes que grabarte a fuego: exfoliación e hidratación.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD