Necesitas un primer

Necesitas un primer

MARÍA G. AGUADO

Lo necesitas tanto como tu ropa interior, tu sujetador con aros, tu body reductor o tus medias, porque precisamente el primer, o la prebase, cumple las mismas funciones, alisan, igualan y colocan todo en su sitio para que el maquillaje que pones por encima quede perfecto. Es el primer paso de tu rutina de maquillaje, por encima puedes poner tanto maquillaje líquido como directamente un poco de blush y listo gracias al poder que tienen para crear una piel perfecta.

Le Blanc de Chanel (c.p.v.) unifica la textura de la piel y le aporta luminosidad. Además, atenúa las rojeces, ilumina el rostro si aplicas puntos de luz después del maquillaje y fija.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD