Las musas <em>beauty</em> de Pedro Almodóvar

Las musas beauty de Pedro Almodóvar

PAULA ZUBIETA

Desde Penélope Cruz a Gael García Bernal, descubre la belleza de las musas de Pedro Almodóvar a través de los ojos del director.

A lo largo de las décadas, este cineasta español ha construido en torno a su nombre un género cinematográfico propio marcado por el drama que recibe el nombre de “cine de mujeres”. Películas en las que el género “débil” es en realidad el fuerte, y donde las normas de género y sexualidad no se cumplen, han hecho de Pedro Almodóvar uno de los mayores directores de cine de nuestro país, con un amplio prestigio internacional.

Su forma de ver la vida y de contar la historia de cada uno de los personajes de sus películas –personajes, en muchas ocasiones, marginales- han hecho que todos podamos ver a través de sus ojos la belleza menos típica. Sus musas no miden 1,80 ni son rubias de ojos claros. Sus musas son personajes fuertes que tienen algo que contar. Además, la fascinación de Almodóvar por el maquillaje y los disfraces hacen que cada una de sus películas esté llena de inspiraciones beauty para el público. No hay más que ver a Penélope Cruz, disfrazada de Marilyn Monroe o Audrey Hepburn en “Los abrazos rotos”, o a Gael García Bernal en “La mala educación”, para saber que hay ciertos looks en las películas de este cineasta que no se olvidan.

Una carrera larga que comenzó en los ochenta que nos deja numerosos momento memorables, no solo en cuanto a joyas del cine español, sino en cuanto a momentos beauty que nos muestran la visión tan particular del director en cuanto a la belleza. La confusión entre el arte y la vida, la ficción y la realidad, y cómo la belleza se reproduce, se minimiza o se despliega en ese objetivo, es parte integral de la visión de Almodóvar.

Écheles un vistazo a los mejores momentos beauty de las películas de Almodóvar en la siguiente fotogaleria:

“Mujeres al borde de un ataque de nervios”

Ganadora de un premio Goya a la mejor película y candidata a los Premios Oscar, en este filme hay momentos beauty para elegir. Uno de ellos es esta escena en la que sale Julieta Serrano al teléfono con ese maquillaje de ojos tan marcado. Ni Cleopatra usaba tanto eyeliner.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD