Hablamos de pieles sensibles

Hablamos de pieles sensibles

MARÍA G. AGUADO

Más de 11 millones de personas en España la sufren así que hablamos con expertos del problema y de sus cuidados.

Hablar de piel sensible no es hablar de cualquier cosa, no se trata solo de una sensación si no de una alteración de la barrera protectora de la epidermis que funciona de forma deficitaria, de manera que deja penetrar sustancias irritantes para la piel. Esto sucede porque, digámoslo así, no hay una correcta compactación de las células así que dejan penetrar estas sustancias y, de la misma manera, dejan escapar la hidratación propia de la piel, por lo que además de sensible está deshidratada.

En el terreno práctico digamos que el umbral de sensibilidad de una piel sensible se encuentra solo a mitad de camino del de una piel normal. Esta piel reacciona de forma exagerada a los cosméticos, la radiación solar, el viento, la contaminación, los productos de higiene, las alteraciones hormonales, el estrés… Y el número de personas que la sufren va creciendo, según un estudio realizado en España, más de 11 millones de personas afirmaban tener la piel sensible, siendo más mujeres que hombres quienes la sufren. Pero, de todos ellos ¿Quiénes saben cuidarla?

Hablamos de pieles sensibles

Los expertos de Bella Aurora han decidido ponérselo un poco más fácil creando el sérum bio10 pieles sensibles. Es un tratamiento de choque que incorpora ingredientes activos que actúan en cuatro mecanismos de reparación de la piel sensible. El primero busca reparar la función barrera a base de fitoesteroless de soja y aceite de Babassú, que mejoran la calidad de la barrera, y de fosfolípidos que, para entendernos, “rellenan” esos huecos de los que hablaba antes para evitar que las sustancias irritantes penetren. El segundo, reduce la inflamación, la rojez y la sensación de calor de la piel con células madre de Arabian Cotton y el Hidroalisado de las bayas “de cinco sabores” que cumple, además, con los dos últimos mecanismos de bio10: bloquea la hipersensibilidad de la piel, lo que se traduce en ausencia de tirantez, calor, picor y demás molestias, y reduce los capilares visibles, otro síntoma de piel sensible. Y es que los estímulos provocan que los capilares se dilaten e incrementen su número y longitud hasta el punto de que se vuelven visibles en la superficie de la piel formando arañas vasculares, el Hidroalisado evita que el estímulo llegue hasta los capilares así que reduce su proliferación y el tono rojo de la piel.

Bella Aurora además es una marca conocida por su experiencia de 125 años en el tratamiento de las manchas, y bio10, siguiendo la tradición, también surte efecto en el tratamiento de las mismas.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD