¿Existen alternativas a la depilación femenina clásica?

¿Existen alternativas a la depilación femenina clásica?

MARÍA G. AGUADO

Sí, concretamente tres que se adaptan a tus necesidades. Te contamos sus pros y sus contras para que tú decidas.

Ni todas las mujeres somos iguales ni nuestras preferencias en depilación lo son. Somos tan distintas que “el 80% utilizan a lo largo del año hasta cuatro métodos de depilación”, según Luis Suárez, responsable de Comunicación de Philips Personal Health. Probablemente cambiemos tanto no sólo en busca del que nos gusta más sino en función de nuestras necesidades y, cómo no, del tiempo que tengamos.
Existen concretamente tres métodos que Philips ha reinventado, tras 65 años de experiencia en el campo de la depilación, que nos harán la vida más fácil ahora que ya pensamos en destaparnos: el afeitado, el arranque y la luz pulsada. Te contamos sus pros y sus contras para que tú decidas.

Para las de última generación, Philips Lumea Essential

Ya habrás oído hablar de la luz pulsada, un sistema de eliminación del vello permanente. Philips Lumea Essential te la lleva a casa permitiendo que tú misma acabes con el vello de tu cuerpo.

Pros: como decía, puedes inhibir tú misma el crecimiento del vello sin salir de casa y de forma muy sencilla: sólo tienes que ajustar la intensidad de luz de sus cinco niveles diferentes, en función del color de tu piel (incorpora un sensor de tono de piel que mide la complexión de la piel tratada al principio y durante la sesión) y de tu vello y deslizar Lumea de manera uniforme por la piel y realizando los pasos para un uso correcto de este sistema IPL. Su lámpara de alto rendimiento, que cuenta con una autonomía de 200.000 flashes, es capaz de reducir hasta el 75% del vello con solo cuatro tratamientos, realizados cada dos semanas. Después de estos cuatro tratamientos, disfrutarás de la libertad de una piel suave durante dos meses entre cada tratamiento.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD