Cómo exfoliar la piel correctamente: 10 trucos y 10 productos atmp

Cómo exfoliar la piel correctamente: 10 trucos y 10 productos

MARÍA G. AGUADO

La exfoliación es el primer paso de cualquier tratamiento facial y corporal, es preparar la piel para lo que viene, despojarla de impurezas y dotarla de uniformidad. No realizar bien una exfoliación supone que el resultado del tratamiento y/o del maquillaje no sea el buscado. Pero además, produce una agresión en la piel y la aparición de rojeces. Lo mismo sucede si no eliges el exfoliante correcto, ni realizas los movimientos como es debido… Y así hasta 10 cosas a tener en cuenta a la hora de exfoliarte la piel.

Elige el exfoliante adecuado. No es lo mismo exfoliar la cara, el cuerpo, las manos o los pies. Cada zona tiene su exfoliante y por las características del grano y la composición del producto, sólo servirá para esa zona indicada.

En el caso del rostro, debes tener en cuenta además que tu exfoliarte tiene que adecuarse a tu tipo de piel (seca, mixta, grasa o sensible) para evitar agresiones indeseadas y rojetes posteriores.

Puedes aplicar el exfoliante con las manos o con una esponja vegetal.

A la hora de aplicarlo, pon una pequeña cantidad de exfoliante en tus manos y masajea suavemente sobre la piel húmeda. Nunca sobre la piel seca, la agresión será mayor.

Aplica siempre con movimientos ascendentes para activar la circulación.

En el cuerpo, realiza un masaje en círculos sin apretar demasiado, simplemente masajea tu cuerpo como lo harías con tu gel habitual incidiendo más en los codos, las piernas y los brazos que son las zonas más expuestas, y más ligeramente en el pecho que es una zona más delicada.

En el rostro, aplícalo también en círculos incidiendo en la zona T y con cuidado de no pasar por alto los pliegues de la nariz y la barbilla. jamás lo apliques en el contorno de ojos.

Utiliza uno especial para los labios, nada de usar el mismo que en la cara.

En los pies, retira primero las impurezas más fuertes con una lima o piedra pómez para dejar los pies lo más sanos posibles. A continuación aplica el exfoliarte incidiendo en las zonas donde has retirado las durezas, pues quedarán pieles muertas más gruesas. Hazlo con unos guantes, pues el exfoliarte tendrá el grano más grueso por ser la piel de los pies más dura y puede agredir tus manos.

En el caso de las manos, simplemente frótalas entre sí sin incidir demasiado. Es la zona más expuesta de nuestro cuerpo y puede sufrir si has retirado demasiada piel.

Exfoliante de cuerpo de azúcar y pomelo de HandMade Beauty (35 euros). Reúne todas las propiedades para dejar una piel más lisa y luminosa. Es 100% orgánico y apto para todo tipo de pieles, especialmente para las secas.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD