¿Qué dieta hace Miranda Kerr?

¿Qué dieta hace Miranda Kerr?

Manuela García

Si hay un enigma que todas querríamos resolver es cómo consiguen las modelos llegar a tener (y ser capaces de mantener) sus cuerpos de escándalo. En nuestra curiosidad e ingenuidad por querer resolverlo, muchas veces nos lanzamos a preguntarles a las afortunadas, que suelen responder cosas como que beben mucha agua, duermen ochos horas, hacen yoga o cualquier otra receta fácil, sencilla y para toda la familia que, por supuesto, no nos vale. No vamos a ser tan ingenuas como para aceptar que Miranda Kerr es Miranda Kerr porque bebe mucha agüita. Ahora bien, que seamos lo suficientemente inteligentes como para percatarnos de que la naturaleza y la genética le han echado un cable a unas cuantas señoras con cuyos cuerpos no debemos obsesionarnos, no quita que podamos hacer lo que este en nuestra mano para tratar de mejorar nuestro físico, ya sea por la necesidad de adelgazar o por estar a gusto con una misma. Para esto sí pueden valernos algunos de los trucos que esas modelos utilizan.

¿Qué dieta hace Miranda Kerr?    

Uno de esos trucos que hoy te traemos es la dieta de Miranda Kerr. La australiana parece haber dado con la fórmula idónea para poder ser disciplinada con su alimentación sin renunciar a comer lo que le gusta. Se trata de la regla del 80/20, que consiste en que el 80% de lo que come sean alimentos propios de la dieta, limpios, evitando opciones como el arroz, los productos químicos o procesados. Entre lo que sí deberías comer, hay un imprescindible: una taza de agua caliente con limón, que ayuda a iniciar el proceso de digestión y limpiar el sistema digestivo e intestinal.  Como recompensa a los esfuerzos que conlleva el 80% de esta dieta, el 20% restante será para los caprichos. Un 20% que debemos medir con rigor y organizarlo bien, de querer seguirla. Ya que nos vamos a permitir una porción de alimentación para darnos un gusto, debemos ser honestas con nosotras mismas y no poner entre uno y otro porcentaje un límite demasiado difuso. Además, es bueno intentar completar los resultados de la dieta con un poco de ejercicio. Cuanto más constante y frecuente sea el determinado deporte, mejor. No se trata de pegarse grandes palizas sino de dedicar una mínima parte del tiempo a ello todos los días.

Y sí, también deberíamos probar el yoga, el deporte preferido dela famosa.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD