Cómo cuidar los labios y evitar que se agrieten

Cómo cuidar los labios y evitar que se agrieten

Miriam Vélez

¡Por fin! Después de la resaca post-vacacional que estábamos viviendo, con estos cambios de temperatura de verano bajo… ¡Toca darle la bienvenida al otoño! Pero claro, con él, nos llegan todos los cambios estéticos que sufren zonas como los labios, que piden a gritos hidratación. Toma boli y papel, que te vamos a explicar cómo mantenerlos perfectos en todo momento. ¡Serán lo más deseable!

No sabemos si es la zona más visible de tu rostro pero, sin duda, si es la más llamativa. Unos labios son el punto de encuentro de muchas miradas. Deseados, jugosos… Piden a gritos atención. Y tú, ¿los vas a llevar así de mal?

Cuando llega el otoño es normal que se debiliten. Después de las agresiones del picante sol del verano y estos cambios que sufrimos con el entretiempo, tienden a cuartearse, desquebrajarse y, a veces, hasta tener pequeñas heridas que de estéticas tienen  bien poco.

Es por eso que en esta época del año los expertos nos aconsejan seguir una rutina de cuidados diaria, con la que podemos volver a conseguir esa frescura, ese tacto y ese brillo que los hace únicos.

Ante todo, hay que mantenerlos hidratados en todo momento –recordemos que es en esta época cuando la piel más se reseca-. Las vaselinas son un in-dis-pen-sa-ble que no debe faltar en tu bolso, pero si eres de las que, por ejemplo, no puede vivir sin un buen pintalabios… Debes saber que hay muchas opciones en el mercado que cuidan de tus labios, ofreciendo siempre un plus de vitaminas, elasticidad y suavidad. Opta por desquitarte un poco de la tendencia matte lips, que arrasa ahora y busca los productos que sean más jugosos, pues siempre añadirán hidratación a la zona, además de aportar ese color que tanto te gusta.

Pero además, también puedes recurrir a mascarillas caseras para obtener un mejor resultado. El momento perfecto es ahora, cuando la piel está cambiando y puedes aprovechar para hacerte un “peeling labial” en casa. Para ello puedes optar por cientos de versiones, como por ejemplo miel o yogurt con azúcar. Aplica la mezcla en los labios, déjala reposar unos minutos y, posteriormente, masajea un poco la zona, para terminar retirando todo con un poco de agua tibia.

Verás que con eso, un poco de mimo y, ante todo, paciencia… Conseguirás esos labios que siempre has soñado.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD