Consejos (que sí funcionan) para disimular las cejas despobladas

Consejos (que sí funcionan) para disimular las cejas despobladas

Miriam Vélez

De todas y cada una de las partes que forman la cara, las cejas se han convertido en las verdaderas protagonistas del momento. Y más allá de eso, en la obsesión de toda mujer que valora la belleza. ¿Despobladas y rebeldes? Tenemos la solución para meterlas en vereda. ¡Y a presumir de mirada!

Según pasan los años, maduramos y descubrimos cosas por las que antes ni nos preocupábamos. Algo así es lo que pasa con las cejas, las protagonistas indiscutibles de todo rostro, la obsesión de todas y cada una de las mujeres que viven este siglo XXl como la verdadera explosión de la belleza.

Enmarcan toda mirada, pero hasta hace poco eran las grandes olvidadas. Y mira que nos hemos preocupado por nuestros ojos, las ojeras, los brillos, las pestañas… Pero, ¿y qué pasaba siempre con las cejas? ¿Por qué ha llegado ahora su boom?

Hablamos de ‘boom’, sí, porque es una verdadera locura. Desde hace un par de años, cuando se comenzó a trabajar la mirada desde este punto de vista (valga el juego de palabras), es tal el nivel de importancia que han adquirido, que ya hasta existen boutiques que diseñan cejas, tatúan cejas y hasta ponen extensiones de cejas. Además de la cantidad de productos (cientos, miles) que las firmas de cosmética presentan cada nueva temporada. Una verdadera maravilla reinventada, pues tampoco es nada nuevo.

Lo cierto es que antes las mujeres también se ocupaban de sus cejas, lo que pasa es que la estética, por así decirlo… era otra, más bien distinta.

Ahora se llevan anchas, pobladas y con una forma muy delineada y estudiada, según el tipo de rostro que cada una tenga. Pero no todas las mujeres tenemos el mismo tipo de cejas y, a no ser que seas la Venus de milo hecha terrestre, las tuyas seguramente sean unas grandes rebeldes. Despobladas, con forma distinta y a veces hasta cortas. Por suerte, son muchos los remedios que aquí puedes encontrar, para domarlas y hacer que luzcan perfectas en todo momento.

No las depiles

Por supuesto, cuando comenzaste a crecer descubriste que depilar las cejas es algo que se debe hacer, más o menos, semanalmente (para tenerlas bajo control). Pero con eso, lo único que haces es disminuir su densidad, ¡queda prohibido!

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD