Comer grasa para perder grasa, ¿locura o realidad?

Comer grasa para perder grasa, ¿locura o realidad?

Miriam Vélez

Comer grasa para perder toda esa grasa que nos sobra. No se nos ha ido la cabeza, no. La última locura (o no tanto) de las famosas que ya está arrasando en la red se llama Dieta Keto y viene lista a desmontar todos los mitos de cualquier otro método dietético. ¿Quieres saber cómo?

Dietas, por suerte o por desgracia, existen tantas como mujeres sobre el planeta tierra (o casi, por lo menos). Y es que, tal y como hemos dicho más de una vez, cada cuerpo nos pide una alimentación, unos ejercicios y unos sacrificios distintos.

Para perder peso tienes muchas opciones, pero el mundo actualmente se divide en dos: o vas a un endocrino y te lo tomas enserio… O te atreves con las dietas que hacen las famosas. Eso si, no te aseguramos el éxito de estas que, ya sabemos, son muy locas y atrevidas. Muchas veces no llegan a ser ni siquiera algo bueno para la salud.

Algo así es lo que está pasando con la ya conocida mundialmente Dieta Keto, hermana de las dietas Dukan o Atkins que tanto adoran las celebrities. Sencilla y basada en una larga lista de alimentos que aportan grasas buenas al cuerpo, ya es el capricho con el que famosas como Kim Kardashian aseguran haber perdido más de 25 kilos.

¿El secreto? Suministrar al cuerpo los nutrientes grasos suficientes para aportarle energía. Y es así como, con este modo, se consigue mantener el ritmo y disminuir con ello la necesidad de consumir otros alimentos ricos en azúcares o carbohidratos. Alimentos temidos por todas las mujeres que se traducen en un aumento del peso corporal.

La dieta cetogénica se basa en un listado de alimentos ricos en grasas saludables y proteínas, como son el tan adorado aguacate, el pescado azul (un buenísimo ejemplo es el salmón), el aceite de coco y de oliva… Mientras restringe la ingesta de otros tantos alimentos ricos en hidratos de carbono como pueden ser la pasta, el pan, los cereales e incluso ciertas frutas.

Todo ello con el único objetivo de acelerar el proceso de ‘cetosis’ en la sangre, similar al ayuno, que ayuda a quemar la grasa acumulado y, con ello, a perder peso de una forma más rápida que si comparamos con otras dietas. Locura o realidad, todo es probar… ¡Pero siempre teniendo cuidado y respetando los consejos de los expertos!

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD