¿Cabello graso? Dile adiós

¿Cabello graso? Dile adiós

Carlota Criado

En el otoño el cabello sufre muchos cambios que afectan a su estado. Desde la caída, hasta la rotura o el temido cabello graso que tanto odiamos las mujeres. Pero luchar contra ella es una batalla que se puede ganar con remedios infalibles y, por supuesto, muy sencillos. Por probar… ¡Puedes probarlos todos!.

El cuerpo es como un tesoro. hay que cuidarlo para absolutamente todo. Desde el ejercicio físico que nos mantiene en forma, hasta las vitaminas que nos tomamos o los cuidados que seguimos para todo lo que lo compone. Uñas, piel, cabello… Nuestro estado físico y emocional influye en todos ellos y, por ello, no nos podemos descuidar.

Especialmente en esta época del año en la que estamos inmersos, que tantos cambios nos trae. En otoño es normal que las hormonas se revolucionen y provoquen alteraciones. La caída del cabello es una de las consecuencias que más conocemos, pero la otra también temida y muy conocida por todas las mujeres es la grasa.

Un pelo graso es el engorro que todas nos queremos quitar de encima, la pesadilla para las que tienen poco tiempo y el horror de las que cuidan hasta el último detalle de su aspecto. Hay momentos de la vida en los que, por H o por B, podemos estar expuestos a factores que nos provoquen un mayor índice de grasa en el pelo pero, cuidado, que esto no es siempre igual, por suerte.

En estos momentos, lo sabemos, la vida se vuelve un drama. Pero como todo lo que tiene sentido, tiene remedio. Y por eso, te vamos a contar unos cuántos trucos y remedios con los que luchar contra la grasa acumulada en el cuero cabelludo. Para que tu pelo esté siempre bonito, brillante, con fuerza… Y siempre perfecto.

¿Lo único a tener en cuenta? Saber cómo es nuestro pelo y si debemos utilizar un método, dos o… todos. Pero la solución, queridas, está servida.

Champú seco

Para evitar la grasa hay que lavar, si, pero cuidado con el producto que utilizas. Los champús que secan el cabello son buenos y tratan este problema de “sobrehidratación” (sin abusar de ellos, claro), así como los conocidos como “champús en seco”, que retirar la suciedad del cabello sin recurrir a un lavado más agresivo.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD