Una escultura censurada por el escándalo Weinstein vuelve a su sitio

Una escultura censurada por el escándalo Weinstein vuelve a su sitio

NACHO MENDI

El diván de cemento de la instalación de Erika Rothenberg The Road to Hollywood, retirado por las quejas de un visitante, ocupa de nuevo su lugar junto al teatro Dolby de Los Ángeles

Hace unas siete semanas, cuando el escándalo sobre supuestos abusos del productor Harvey Weinstein alcanzó su apogeo, el diván art déco que forma parte de la instalación The Road to Hollywood: how some of us got here de la artista neoyorquina Erika Rothenberg fue retirado de su emplazamiento por las quejas de algún visitante, que consideró inapropiada su presencia en el lugar, al considerarlo como un sofá en el que se realizaran castings cinematográficos. Finalmente, después de la controversia levantada, la escultura ha vuelto a ocupar un sitio cercano al que ocupaba hasta su retirada.

La escultura pertenece a una instalación instalada desde 2001 en el centro comercial Hollywood & Highland, adyacente al teatro Dolby en el que se entregan los Oscar. A lo largo de cuarenta y nueve mosaicos se van contando diversas historias de personajes del mundo del espectáculo, sobre cómo llegaron a Hollywood y cómo comenzaron sus carreras. El camino comienzo en el bulevar Hollywood, se mete en el centro comercial y finaliza en una terraza, en la que se encuentra el enorme diván. Realizado en cemento, la tumbona refleja el estilo art déco que triunfaba cuando la industria del cine iniciaba su irresistible ascenso.

Junto al diván repuesto se ha colocado una placa con un texto y la firma de la artista, que reza: “La gente se puede sentar en la tumbona y hacerse fotos con el icónico cartel de Hollywood que se ve como telón de fondo en la lejanía. Os invito a que os divirtáis leyendo las historias del camino de mosaicos, tomándoos fotos y pensando en Hollywood como un lugar real, además de un sitio mítico, también”.

Una escultura censurada por el escándalo Weinstein vuelve a su sitio   Rothenberg, en conversación vía correo electrónico con L’Officiel Art, ha comentado que la ubicación actual del diván, junto al árbol de Navidad, no es exactamente la suya. Su ubicación real es la que se ve en la fotografía superior con gente sentado en él, que recuperará en enero, en cuanto pasen las fiestas y el árbol desaparezca…

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD